Domingo, 18 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Despejado
También imputará por el mismo delito al director regional del Serviu

Fiscalía formalizará por prevaricación administrativa a ex Seremi de Vivienda

La investigación comenzó hace un año por querella presentada por la Constructora Independencia en contra de ambas autoridades del gobierno regional

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 22 de Diciembre 2017

TALCA.- “El que, desempeñando un empleo público no perteneciente al orden judicial, dictare a sabiendas providencia o resolución manifiestamente injusta en negocio contencioso-administrativo o meramente administrativo, incurrirá en las penas de suspensión del empleo en su grado medio y multa”
En estos términos, el Código Penal define -en el artículo 228- el delito de prevaricación administrativa. Invocando esa norma legal, la fiscalía solicitó audiencia al Juzgado de Garantía de Talca para formalizar una investigación en contra del ex Seremi de Vivienda y consejero regional electo, Rodrigo Sepúlveda.
Pero no es el único, porque la solicitud incluye al actual director regional del Servicio de Vivienda y Urbanismo (Serviu), Omar Gutiérrez. La petición fue realizada por el fiscal jefe de Licantén, José Alcaíno, quien tiene a su cargo la investigación. La fecha de la audiencia fue fijada por el juez, Humberto Paiva, para el día 13 de febrero de 2018, a las 08.30 horas, en dicho tribunal.

 

QUERELLA
La investigación se refiere a una querella que presentó hace un año la Constructora Independencia, luego que Sepúlveda y Gutiérrez, participaran en un segundo proceso sancionatorio que terminó por eliminar del registro de contratistas del Serviu a dicha empresa, por supuestas irregularidades en la ejecución del proyecto de reconstrucción “Fachada Continua”, ejecutado en barrios patrimoniales de Talca.
En todo caso, la sanción se mantiene paralizada, a la espera que se dicte fallo definitivo en un recurso de protección aún en tramitación en la Corte de Apelaciones de Talca. Allí, se acogió esa acción legal y se dejó sin efecto el decreto sancionatorio por ilegal y arbitrario. Pero la sentencia fue apelada por el Consejo de Defensa del Estado (CDE) y se encuentra pendiente de admisibilidad para el despacho a la Corte Suprema.
El abogado de la constructora, Roberto Navarro, reconoció que dicho antecedente forma parte importante de la investigación, destacando: “Es una formalización parcial de la fiscalía respecto de dos de los querellados y por un delito en particular. Nuestra querella incluye otro delito aún no formalizado y más imputados,ya sea como cómplices y autores”.

 

“ES UNA DECISIÓN CORRECTA”
Roberto Navarro, sostuvo también: “Creemos que es una decisión correcta la que adoptó la fiscalía, y que se basa en los antecedentes reunidos en la investigación, sin perjuicio -reitero- que en el futuro pueda ampliarse a otros imputados y por otro delito”.
“El hecho que sustenta la formalización, es porque ambas autoridades iniciaron un segundo proceso administrativo contra la empresa, que terminó en una sanción. Aquí hubo una arbitrariedad cuando se ordenó instruir ese proceso, sin que existieran antecedentes que justificaran esa sanción”, agregó.
Navarro comentó que “lo que hizo la Corte fue respaldar a la empresa en cuanto a lo injusto que fue haber iniciado el segundo proceso y decretar la sanción. Más aún, cuando en un primer proceso la empresa fue absuelta y porque tampoco existió el peritaje técnico que se exige para iniciar la investigación”.


“No conocemos cuáles fueron las motivaciones de estas autoridades, pero sí tenemos la certeza absoluta que estas decisiones administrativas se dictaron sin fundamento. Ahora, después de la formalización, vamos a insistir con nuevas diligencias, porque se debe indagar respecto a la técnica de construcción propiamente tal”, indicó.
El abogado querellante subrayó que “vamos a demostrar que es falso lo que se dijo en el sumario administrativo, en cuanto a que las casas fueron mal construidas. Las casas se construyeron conforme a las especificaciones técnicas del Serviu. Lo que entendemos es que el proyecto era de mala calidad”.

Hernán Espinoza

Volver

Comentarios