Lunes, 18 de Diciembre de 2017
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
Quedó bajo la medida cautelar de arraigo nacional

Fiscalía imputó a jefe de brigada de Conaf por “negligencia temeraria”

Emelino Valdivia era el “comandante” en el incendio forestal donde murieron un jefe de brigada,dos jefes de cuadrilla y un brigadista

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 11 de Noviembre 2017

LICANTÉN.- Por una hora y media se prolongó ayer la audiencia de formalización de la investigación realizada en el Juzgado de Garantía de Licantén por una nueva arista del denominado Caso Incendios.

Se trata del siniestro forestal denominado “las Cardillas” que se registró en enero pasado en la comuna de Vichuquén, destruyendo miles de hectáreas y causando la muerte de cuatro brigadistas de la Corporación Nacional Forestal (Conaf) del Maule.

las víctimas fatales fueron Ricardo Salas, jefe de la Brigada Maqui 5; Sergio Faúndez y Wilfredo Salgado, jefes de cuadrilla; y el brigadista, Paulo Cantero.

 

27 AÑOS DE

EXPERIENCIA

La parte acusadora en la audiencia estuvo a cargo del fiscal jefe de Licantén, José Alcaíno, acompañado por dos abogados querellantes, Víctor Vergara y Francisco Hurtado. La contraparte estuvo a cargo de Renata Rivano -defensora penal pública de Licantén- y Rodrigo Flores, jefe de estudios de la Defensoría Regional del Maule.

El imputado es Emelino Valdivia Cáceres, funcionario de Conaf y jefe de la Brigada Maqui 10 de Hualañé, con 27 años de experiencia. El día de la tragedia, esto es, el 15 de enero, Emelino era el “comandante” de los equipos de combate.

Según la fiscalía, el imputado llegó al lugar de origen del incendio pasadas las diez de la mañana, liderando la brigada Maqui 10. Al poco rato se sumó la brigada Maqui 5 y, luego, dos unidades transportadas con más personal. En total, fueron 40 combatientes.

 

“NEGLIGENCIA

TEMERARIA”

El fiscal Alcaíno sostuvo que la primera instrucción del comandante del incendio fue limitarse a apagar “pavezas” y realizar un cortafuegos, siempre ubicando a los brigadistas en la cima de un cerro.

Pero con el paso de las horas y el avance del fuego, el fiscal sostuvo que Emelino Valdivia habría instruido a los dos jefes de cuadrilla para bajar por la quebrada, a pesar que se trataba de una zona con alta densidad de masa forestal y sin contar con zona de evacuación.

El resultado fue que una verdadera “explosión” que hizo crecer el incendio de manera totalmente sorpresiva, rodeando a los combatientes. Así fallecieron Ricardo Salas, Sergio Faúndez y Wilfredo Salgado. Paulo Cantero sufrió lesiones graves que lo mantuvieron hospitalizado, hasta que murió el 15 de octubre pasado.

 

CONTRADICCIONES

El fiscal Alcaíno reconoció que existen versiones contradictorias respecto a la orden del imputado para bajar por la pendiente. Añadió que el propio Emelino Valdivia negó haber dado dicha instrucción, señalando que si los brigadistas lo hicieron, fue por iniciativa propía o de otra persona.

A ello se suma que algunos brigadistas sobrevivientes respaldaron la versión del imputado, pero otros dos -Cristian Poblete y Ariel Pacheco- declararon haber escuchado por radio que Emelino Valdivia le dio expresamente esa orden a Ricardo Salas.

El fiscal indicó que el informe de la Fueza de Tarea de la PDI reconoció esas discrepancias, pero que se inclinó por la segunda versión, atendidos otros antecedentes reunidos en la investigación. Entre ellos, el rol de mando de imputado y los estrictos procedimientos que tienen las brigadas para desarrollar su labor.

 

VERSIÓN DE LA

DEFENSA

En contraparte, el abogado Rodrigo Flores desmintió que se configurara un cuasidelito, subrayando que las contradicciones deben ser todavía investigadas y aclaradas por la fiscalía.

 Según la defensa, la única instrucción del imputado fue que las brigadas se mantuvieran en la zona alta del cerro, ello más aún considerando la dilatada experiencia del imputado en el combate de incendios.

El defensor añadió que lo que posteriormente ocurrió fue una tragedia, pero que no puede ser atribuido a ningún acto negligente de su representado. También recordó que por estos mismos hechos Conaf fue absuelta en un juicio laboral con la Inspeción del Trabajo de Curicó.

 

MEDIDAS

CAUTELARES

Luego de formalizar la investigación por cuatro cuasidelitos de homicidio, el fiscal Alcaíno solicitó aplicar dos medidas cautelares a imputado de firma mensual y arraigo nacional.

No ocurrió lo mismo con los querellantes. El abogado, Francisco Hurtado, solicitó agregar el arresto domiciliario; mientras que el también abogado, Víctor Venegas, pidió aplicar la prisión preventiva.

Para ello, argumentó la grevedad del delito, su reiteración y que la libertad del imputado supuestamente representa un peligro para el éxito de la investigación.

Por su parte, la defensa solicitó no aplicar ninguna medida cautelar. El juez, Marcial Taborga, dictaminó únicamente el arraigo nacional y fijó en cuatro meses el plazo de cierre de la investigacion.

En todo caso, el juez dio por configurados los cuasidelitos y la participación del imputado, pero estimó que no existe peligro de fuga o riesgo para la investigación. Ello, en gran medida, atendido que Emelino Valdivia ha acudido a las diligencias y también se presentó volutariamente a la audiencia.

Hernán Espinoza

Volver

Comentarios