Miércoles, 19 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos nubosos con chubascos tormentosos
Grupo de 20 imputados era liderado por Pamela Loyola

Fiscalía reveló cómo operaba la primera banda de narcos desbaratada en el barrio norte de Talca

Ministerio Público alcanzó ayer a detallar las pruebas que permitieron desbaratar a una de las dos agrupaciones detenidas por la PDI. Hoy, la audiencia continúa con la banda de “El Morocho”

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 29 de Mayo 2017

TALCA.- Con la agravante de utilizar a menores de edad para vender drogas y, además, entregar armas de fuego a estos mismos adolescentes para actuar como “soldados”, la Fiscalía de Talca detalló ayer los antecedentes de siete meses de investigación contra la banda narco liderada por Pamela Loyola Verdugo.

Se trata de la primera de dos bandas criminales que la Brigada Antinarcóticos y Contra el Crimen Organizado de la PDI de Talca logró desbaratar hace una semana, con la detención de un total de 35 imputados que fueron entregados a la justicia el sábado pasado, para ser objeto de cargos criminales.

La audiencia se prolongó hasta ayer y continuará en esta jornada a las 9.15 horas. En la segunda sesión, el fiscal, Francisco Soto, detalló cómo operaba el grupo de Pamela Loyola, así como sus nexos con otros delitos agrupados en una misma investigación. Para hoy se espera lo mismo respecto a la banda de “El Morocho”.

 

“BRAZOS OPERATIVOS”

Según la PDI, estas dos agrupaciones -en el caso de Pamela, con un total de 20 imputados- literalmente se disputaban a balazos el control de las poblaciones Padre Hurtado y Las Américas, en el barrio norte de Talca. La Fiscalía imputó a ambos grupos por los delitos de asociación ilícita, tráfico de drogas y tenencia ilegal de armas.

En el caso de Pamela Loyola, el fiscal Soto explicó que dicha imputada utilizaba  a sus tres hijos y a un yerno como “brazos operativos”, es decir, para llevar a cabo sus órdenes, especialmente, respecto a la recaudación de dinero producto de las ventas de drogas; además de tomar decisiones sobre cómo controlar su territorio.

Para ello, el fiscal detalló que esta mujer utilizaba dos domicilios: uno ubicado en la calle 19 Norte A con 4 Oriente, en la población Padre Hurtado de Talca; y una segunda vivienda en Santiago. La imputada, además, viajaba a esta última ciudad para tomar contacto con mensajeros de su proveedor de drogas.

 

“EL BOLITA”

A partir de escuchas telefónicas, el fiscal detalló que Pamela Loyola le compraba los cargamentos de droga a “El Bolita”, esto es, un ciudadano de nacionalidad boliviana. En las escuchas, el fiscal sostuvo que queda demostrado que la imputada había organizado un ataque a otro grupo narco que le disputaba la venta de drogas.

Y así ocurrió en la noche del 18 de mayo pasado. El fiscal explicó que las escuchas revelaron que uno de los hijos de la detenida, junto a otros dos menores de edad, organizó un ataque con armas de fuego a un sujeto que vendría a balear la casa de Pamela Loyola. Pero quien llego a la población fue personal de Carabineros.

Se trataba de una patrulla de la SIP de la Cuarta Comisaría, cuyo vehículo fue dañado con perdigones de escopeta, quedando uno de los carabineros con una lesión en la frente. “El mejor pistolero es el que dispara primero”, comentó uno de los autores de esta agresión a otro sujeto, tal como lo revelaron las escuchas de la PDI.

Hernán Espinoza

 

 

Recuadro1

Error involuntario

Por un error involuntario, en la nota publicada ayer sobre las bandas de narcos detenidas por la PDI se incluyó el nombre de un menor de edad, lo cual fue objeto de legítima queja por parte de su familia. En todo caso, contra dicho adolescente la Fiscalía formuló cargos por homicidio calificado en grado de frustrado, con premeditación conocida, en contra de dos carabineros de la Cuarta Comisaría de Talca.

 

Volver

Comentarios