Lunes, 17 de Diciembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Despejado
Por funcionarios que llevan años esperando ascensos

Gendarmes de la Anfup en alerta y preparan protestas

Dirigentes regionales denunciaron la “criminalización” de los funcionarios, mientras en Santiago se “tomaron” la dirección nacional

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 27 de Abril 2018

TALCA.- En estado de alerta máxima y preparando posibles movilizaciones se encuentran los gendarmes asociados a la Asociación Nacional de Funcionarios Penitenciarios (Anfup), luego que a principios de semana comenzaran con un “cartelazo” que ayer se tradujo en la instalación de lienzos con sus demandas en el frontis de la unidad penal de Talca.
Todo ello mientras en Santiago, dirigentes nacionales se “tomaron” el acceso principal de la dirección nacional de Gendarmería, protagonizando incidentes con personal de Carabineros. En Talca no hubo movilizaciones y el tránsito de internos desde y hacia los tribunales fue completamente normal, así como el régimen interno.


Pero ello no oculta que existe preocupación de parte de los funcionarios asociados a la Anfup, especialmente, por la tardanza de años en dar curso a sus ascensos y, a la vez, por lo que ellos califican como una “criminalización” de la labor de los gendarmes, responsabilizando tanto al Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) como a la Defensoría Penal Pública, específicamente, a los abogados de la Defensoría Penal Penitenciaria.

 

MESA DE DIÁLOGO
Así lo manifestó el cabo primero de Gendarmería, Manuel Dote, dirigente provincial de Anfup Talca, al señalar que “estamos reclamando por la criminalización de la labor del gendarme con los internos y el importante retraso en dar curso a los ascensos que siguen pendientes en la Contraloría General”.
“Nosotros lo que le pedimos la Ministerio de Justicia y a nuestra dirección nacional es que hagan presión para acelerar la tramitación de los ascensos, producto que hay un retraso de muchos años. Eso afecta a los funcionarios y sus familias. Estamos esperando que nuestros dirigentes a nivel nacional puedan conversar con la dirección nacional y comenzar una mesa de diálogo para encontrar soluciones”, afirmó.
Manuel Dote agregó que “también queremos que se proteja al personal ante las agresiones por parte de los internos. Esta semana un funcionario resultó lesionado y tuvo que irse caminando a la clínica, mientras el interno fue derivado fuera de la región. El protocolo fue errado, pero ya se tomaron medidas”.

 

Hernán Espinoza

Volver

Comentarios