Viernes, 22 de Marzo de 2019
Fallo definitivo a inapelable de la Corte Suprema

Hospital de Linares pagará millonaria indemnización por negligencia médica

Sentencia del máximo tribunal revocó los fallos del Primer Juzgado de Letras de Linares y la Corte de Apelaciones de Talca, dando por acreditadas las irregularidades en la atención de un parto que terminó en que la recién nacida sufriera daño neurológico irreparable.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 14 de Marzo 2019

TALCA.- “Resulta claro que los tiempos de respuesta del equipo médico fueron absolutamente tardíos y determinantes en el nacimiento de la niña con asfixia neonatal severa, por lo que la falta de servicio en que incurrió el Hospital Base de Linares es palmaria, pues ninguna actividad esperable para la realidad que se enfrentaba, fue desplegada”.


En estos términos, la tercera sala de la Corte Suprema dictaminó sentencia definitiva e inapelable acogiendo una demanda civil por negligencia médica presentada en contra del Hospital Base de Linares, condenando a dicho centro asistencial a pagar una indemnización total de 120 millones de pesos por concepto de daño moral.
Los demandantes son un matrimonio y su hija, quienes enfrentan -desde el nacimiento de la niña en el centro de salud linarense- una situación gravísima para el resto de la vida, ya que la menor –a la fecha de 7 años- sufrió asfixia neonatal severa, cuyas consecuencias fueron un daño neurológico irreparable que la transformaron en paciente del Centro Teletón de Talca.

 

EQUIPO MÉDICO
Junto con revisar detalladamente los hechos y pruebas establecidas en el juicio civil, la Corte Suprema concluye que “existe en la especie una falta de servicio evidente y directa, puesto que el equipo médico del mencionado centro hospitalario no reaccionó adecuadamente ante dificultades evidenciadas en el embarazo de la actora”.
“El cuadro clínico presentado por la madre, la temprana disminución del líquido amniótico y los síntomas de parto prematuro, debieron llevar a adoptar todas las medidas de resguardo para evitar el resultado dañoso que finalmente se produjo”, añade.
Para ello, el tribunal recuerda que, de manera “inexplicable”, la paciente del parto estuvo “por un lapso que supera las nueve horas sin ningún tipo de revisión o control médico”. Así concluye que “no se adoptaron todas las medidas necesarias para asegurar la vida y la integridad de la niña que estaba por nacer”.

 

FALTA DE SERVICIO
En cuanto a la responsabilidad civil del Hospital Base de Linares, el fallo explica que los hechos “se desarrollan en el contexto de la prestación de un servicio público, a través de agentes que se desempeñan en un hospital estatal, y que en el ejercicio de sus funciones deben proveer las prestaciones médicas necesarias al paciente, de forma tal de evitar su exposición a riesgos innecesarios”.


Todo ello -añade el dictamen- “sin escatimar esfuerzos, sobre todo porque se cuenta con equipo técnico y profesional para llevar a cabo tal labor, siendo del todo exigible que se agoten las medidas necesarias para evitar que se produzcan resultados dañosos en la prestación del servicio de salud que se brinda a los usuarios del sistema”.
“En cuanto al daño moral sufrido por la niña, éste resulta evidente, toda vez que producto de la falta de servicio en que se incurrió en su nacimiento, se verá privada absolutamente de desarrollar una vida normal, dada las secuelas crónicas e irrecuperables que presenta”, concluye.

Hernán Espinoza

Volver