Miércoles, 26 de Junio de 2019
Audiencia será a las 09.00 horas

Hoy se conocerán las sentencias en el Caso Operación Hermandad

Los principales imputados arriesgan severas condenas como líderes de dos agrupaciones de traficantes que operaban en el barrio norte de Talca.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 03 de Enero 2019

TALCA.- A las 09.00 horas de hoy y bajo estrictas medidas de seguridad por parte de Gendarmería, se llevará a cabo la audiencia de lectura de sentencia en el caso Operación Hermandad, donde la fiscalía de Talca y la PDI lograron desbaratar dos agrupaciones de traficantes que, por largo tiempo, se disputaron a balazos el control de la venta ilegal de drogas en el barrio norte de esta ciudad.
Se trata del momento cúlmine de una investigación que terminó por agrupar numerosas causas anexas, incluyendo el homicidio calificado -en grado de tentado- de un funcionario de la Sección de Investigaciones Policiales (SIP) de la Cuarta Comisaría de Carabineros de Talca. A ello se sumaron delitos como el porte ilegal de armas de fuego y otros dos casos de asesinatos tentados.
Todo esto terminó con la detención de poco más de 40 imputados, aunque -finalmente- llegaron al juicio un total de 25 acusados. En contra la gran mayoría de ellos, la fiscalía presentó cargos por el delito de asociación ilícita para el tráfico de drogas. Ello incluía a Pamela Loyola y Gabriel Gutiérrez, éste último, apodado como “El Morocho”, ambos sindicados como líderes de las bandas de traficantes.

AGRUPACIÓN
En definitiva, la primera sala del Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Talca, en veredicto unánime, terminó por absolver a los imputados de un total de 15 episodios de la acusación, incluyendo el cargo criminal de asociación ilícita. Pero no fue lo único, porque igualmente se configuró una circunstancia agravante de responsabilidad penal asociada al delito de tráfico de drogas, consistente en formar una “agrupación de delincuentes”.
Dicha calificación incluye a Loyola y Gutiérrez. El tribunal fundamentó su decisión señalando que “la prueba incorporada a juicio permitió establecer que existían dos grupos, que en dos definidos sectores de esta ciudad, se dedicaban a la comercialización de sustancias estupefacientes y que conforme a las necesidades de tal actividad, unos contactaban a proveedores, adquirían la droga y la trasladaban, mientras otros la vendían, recaudaban dinero o prestaban seguridad para la realización de dichas conductas”.
“Si bien existía cierta estructura y jerarquía en cada caso, a juicio de estos sentenciadores, dichos elementos sólo permiten tener por configurada la agravación de pena en comento, pero no el delito de asociación ilícita para el tráfico de drogas; pues tratándose de una figura penal más exigente, también se requiere el cumplimiento de diversas tareas, asignadas en forma compartimentada; el sometimiento a una disciplina férrea, cierto intercambio de sus miembros en las diversas funciones; utilización de tecnología e implementación logística y la apariencia de legalidad, a través de otras actividades”, añade.
La sentencia concluye que “dicho delito implica una actividad desarrollada por una organización más sofisticada que la que mantenían, en su caso, los acusados, quienes tenían vínculos familiares entre ellos y de amistad por vecindad”.
Un dato relevante es que, a partir de hoy, esto es, luego de la lectura de sentencia, se abrirá un nuevo plazo legal de diez días para que las partes en litigio, específicamente, los ocho defensores particulares y de la Defensoría Penal Pública, decidan si acuden o no ante la Corte de Apelaciones de Talca a través de un recurso de nulidad.
El fallo llevará la firma de los jueces María Isabel González, en calidad de presidenta, junto a Gretchen Demandes y Wilfredo Urrutia.

Volver