Miércoles, 15 de Agosto de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
A las 00:00 horas de ayer sábado en el pasaje Bolivia de la Nueva Abate Molina

Incendio destruyó cuatro viviendas

Municipalidad levantó catastro del hecho y repondrá los daños estructurales en los hogares afectados

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 19 de Marzo 2017

TALCA.- Tristeza, frustración y desolación. La medianoche de ayer sábado nunca será olvidada por los vecinos del pasaje Bolivia, en la población Nueva Abate Molina.

El canto de cumpleaños feliz de la joven Pamela Correa, quien reside en calidad de arrendataria en la casa 434  junto a su madre y hermano, se interrumpió bruscamente cuando un fuerte olor a carbón seguido de la profusión de una fuerte humareda, los hizo abandonar de inmediato su hogar cuando el reloj marcaba las 00:00 horas.

Al estar fuera, los vecinos alertaron de la expansión de las llamas desde el segundo piso de la vivienda. En tan sólo cinco minutos el fuego se propagó, alimentado por los techados de madera, en los antiguos domicilios 428, 430, 432, 436 y 438 ubicados en las cercanías de 5 Oriente entre 6 y 7 Sur.

En menos de 10 minutos, siete compañías del Cuerpo de Bomberos de Talca se presentaron en lugar del incidente y controlaron el incendio en un tiempo de 15 minutos con ayuda de 30 mil litros de agua.

Al llegar la mañana, se evidenció la magnitud de la catástrofe. Además de Pamela, cuatro vecinos perdieron el 80% de sus enseres y pertenencias, las cuales yacían en las entradas de las viviendas totalmente calcinadas.

“Nos quedamos sin nada. Todo fue tan rápido que estuvimos con los brazos cruzados, sin posibilidades de buscar y salvar algunas cosas. Nos quedamos sin ropa y sin mobiliario. Tanto trabajo y esfuerzos se vino a la nada en tan sólo 10 minutos”, declaró acongojada la joven Correa, al tiempo que desviaba su mirada en búsqueda de un refugio visual que le permitiese contener sus lágrimas.

En la vivienda del al lado, Inés Del Carmen Vergara, juntaba alguna ropa que se había salvado dentro de los cajones de la cómoda de su habitación. Su hijo, hermanos y sobrinos le ayudaban en las labores de limpieza de los escombros de su domicilio que estaba prácticamente en la intemperie, sin el techado, y con tres habitaciones totalmente destruida al igual que la sala. Su cocina quedó parcialmente calcinada.

“Estaba viendo la televisión cuando los vecinos me gritaron que había un incendio. Salí de inmediato y sólo pude contemplar, resignada, lo que estaba ocurriendo. Perdí todo, no le deseo esto a nadie. Pedimos a las autoridades ayuda porque no tenemos dinero para costear los daños”, expresó.

Algo similar sucedió en la casa 430. Su propietaria, Cristiana Morales, relató que las tres habitaciones del segundo piso de su hogar habían sido consumidas por las llamas. De momento, estarán viviendo en la sala de su casa junto a su madre, hermano e hijos.

Aproximadamente 15 personas quedaron damnificadas. Todas cuentan con apoyo de familiares para resguardarse en sus hogares. Sin embargo, piden a las autoridades su traslado a un lugar donde puedan residir temporalmente mientras que se ejecutan las labores de reconstrucción.

 

Daniel Pérez Terán

  Trabajo municipal

Temprano en la mañana, el Departamento Social de la Dirección de Desarrollo Comunitario (Dideco), división adscrita a la Municipalidad de Talca, levantó el catastro del incidente y constató las pérdidas materiales de las viviendas.

Su representante, la asistente social Paola Parra, informó que de primer momento aportarán la reparación de las estructuras dañadas y posteriormente la evaluación de otras ayudas para la reposición de enseres perdidos.

  Parte oficial Bomberos

El comandante del Cuerpo de Bomberos de Talca, Cristian Apablaza, informó que están adelantando las investigaciones a los fines de determinar el punto de origen y la fuente calórica que produjo el incendio. Asimismo, agregó que dos ciudadanos presentaron heridas leves producto de cortes superficiales por el contacto con los escombros.

 

Volver

Comentarios