Lunes, 24 de Junio de 2019
Tras dos días de audiencias de juicio oral simplificado

Jueza absolvió al médico Luis Matus por denuncia de supuestas lesiones

Abogada, Blanca Rebolledo, afirmó que están preparados para defender la sentencia ante un posible recurso de nulidad, sin descartar acciones legales en contra de la mujer que acusó al facultativo

Periodista: Hernán Espinoza - Fecha de Edición: 06 de Junio 2019

En una rotunda sentencia, la jueza, Alejandra Castro, del Juzgado de Garantía de Talca, dictó veredicto absolutorio a favor del médico cirujano, Luis Matus Quintanilla, de especialidad oftalmología, el cual fue denunciado por una mujer que trabajó como secretaria en su consulta en el centro médico Salumed.


Los hechos se remontan a septiembre del año 2017, cuando la propia Claudia Martínez Machuca hizo pública su denuncia, sosteniendo que habría sido agredida física y verbalmente. A partir de ello, la fiscalía de esta ciudad llevó adelante una investigación que terminó en un juicio oral simplificado en contra del facultativo.


Las audiencias donde declararon la propia denunciante, además de peritos y testigos, se llevó a cabo por dos días en el Juzgado de Garantía de Talca. Allí la parte acusadora estuvo a cargo del fiscal, Paulo Rodríguez, acompañado por los abogados, Orlando Cáceres y Bárbara Gómez, ambos en representación de la denunciante.

 

“TODA UNA MAQUINACIÓN”
A su vez, el médico fue representado por la abogada, Blanca Rebolledo, como defensora particular. La jueza Castro, luego de analizar los antecedentes probatorios, dictó veredicto absolutorio y, a la vez, anunció que la sentencia se conocerá el lunes de la próxima semana, donde se detallarán todos los fundamentos.


Al respecto, la defensora explicó que “el veredicto nos deja tremendamente contentos, porque la magistrada se hizo cargo de varias cosas que son muy relevantes en esta causa. Una de ellas es que estableció que el relato de la víctima no es coherente con los testigos, tampoco con las lesiones que presenta ni con sus propios dichos”.

 

“Nosotros introdujimos al juicio elementos que dan cuenta o hacen sospechar legítimamente respecto de lesiones autoinferidas. Y que esto fue toda una maquinación que, en definitiva, concluye con juicios laborales donde se negociaron despidos de la denunciante y de algunos testigos. Por ello, quedamos muy conformes”, añadió.

 

COSTAS Y PERJUICIOS
Consultada por los pasos a seguir, Blanca Rebolledo explicó que, primero, van a esperar el contenido completo de la sentencia absolutoria. Luego, explicó que se conocerá si, en el plazo legal de diez días, la parte denunciante hará uso o no de la opción de presentar un posible recurso de nulidad, ante tribunales superiores.

 

“Cuando el fallo absolutorio quede ejecutoriado, tal como esperamos, vamos a pedir que se fijen las costas, porque no fueron menos, empezando por la defensa y los informes de los peritos. Se suman las pérdidas que tuvo el médico, por todo lo que perdió de trabajar, y la merma en sus pacientes que originó esta denuncia”, indicó.

 

Rebolledo subrayó también que “a cualquier persona que le pongan una denuncia por una situación que no se logra acreditar, claro que le genera enormes perjuicios. Cuando esto empezó, las redes sociales culparon a mi representado. Pero aquí hubo muchas discordancias e inconsistencias de las cuales se hizo cargo el tribunal”.

Volver