Viernes, 22 de Marzo de 2019
Tras confirmar que padece esquizofrenia catatónica

Justicia ordenó internar a imputado que causó dos incendios forestales

Los siniestros ocurrieron los días 22 y 23 de enero del 2017, en el sector del puente Lircay, en Talca

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 04 de Marzo 2019

TALCA.- Por un plazo de seis años como máximo permanecerá internado en el Instituto Psiquiátrico Doctor José Horwitz Barak, en Santiago, un imputado adulto que fue declarado culpable por el Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Talca como autor material de dos incendios forestales registrados el año 2017 en esta ciudad.
Los hechos ocurrieron, específicamente, los días 22 y 23 de enero, esto es, justo cuando la región era afectada por una ola de calor y extremas condiciones climáticas que, junto a acciones intencionales o negligentes, terminaron por causar la destrucción de miles de hectáreas de bosques y plantaciones forestales en el Maule.
Por aquel tiempo, el imputado vivía en una especie de ruca en el sector del puente Lircay, en el kilómetro 249 de la ruta Cinco Sur, cerca del acceso norte de Talca, donde comenzó a utilizar un encendedor para prender fuego a los pastos secos y generar dos incendios que destruyeron poco más de cuatro hectáreas de arbolado.

MEDIDA DE SEGURIDAD
Una vez que voluntarios del Cuerpo de Bomberos de Talca y personal de la Corporación Nacional Forestal (Conaf) controlaron los siniestros, fueron detectives de la PDI quienes detuvieron al imputado. Desde aquella fecha, esta persona se encuentra bajo la medida cautelar de internación en el Instituto José Horwitz en Santiago.
Allí se realizó un peritaje que concluyó que esta persona sufre una enfermedad mental de esquizofrenia catatónica, por lo cual, fue calificado como inimputable. Así la fiscalía y el Ministerio del Interior presentaron acusaciones exigiendo la aplicación de una medida de seguridad para que siga internado en el mismo hospital.
El Tribunal Oral de Talca acogió esta solicitud, en una sentencia donde indica que la medida seguirá “mientras subsistan las condiciones que la hicieron necesaria”, pero con un máximo de seis años, equivalente a si el imputado fuera condenado a pena aflictiva. También se ordena informar su evolución de salud con periodicidad semestral.

Hernán Espinoza

Volver