Domingo, 23 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos nubosos con lluvia moderada
Plazo de la investigación se fijó en seis meses

Juzgado decretó prisión preventiva para comerciante que mató a su propio vecino

Abogado del imputado alegó tres atenuantes y una legítima defensa incompleta a su favor. Pero igualmente el tribunal acogió la solicitud de medida cautelar que pidió la Fiscalía

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 20 de Abril 2017

TALCA.- Homicidio simple y porte ilegal de un arma de fuego fueron los delitos que la Fiscalía de Talca formalizó ayer en contra del imputado, Alexis Osvaldo Apablaza Valdés, de 27 años, tras su detención como autor del asesinato de un vecino de su local comercial ubicado en la villa Don Andrés, en el barrio norte de esta ciudad.

Según testigos y antecedentes policiales, los hechos se gestaron cerca de las dos de la tarde del martes. La versión de la Fiscalía señala que el detenido habría tenido  un altercado de tipo vecinal con un testigo, quien lo agredió en un brazo con un arma cortante, para luego refugiarse en la casa de un cuñado, a un costado de su vivienda.

Ello casi al llegar a la esquina de las calles 24 1/2 Norte con 4 Oriente, esto es, a una cuadra del local comercial del imputado. Dicha persona se dirigió posteriormente a la casa de la víctima, portando un arma de fuego con la cual realizó numerosos disparos en la calle, al parecer, de advertencia en contra del testigo involucrado.

TRES BALAZOS

El fiscal, Paulo Rodríguez, sostuvo que el imputado entró a la vivienda donde se había refugiado el testigo, esto es, a la casa de su cuñado, de nombre José Salgado de la Jara, de 34 años, de oficio maestro de la construcción y padre de seis hijos. Dicha persona salió en defensa de su familiar, golpeando al imputado con un martillo.

Ello por cuanto José Salgado realizaba en esos momentos una faena de instalación de cerámica en el frontis de su vivienda. El imputado respondió disparando otros tres balazos, esta vez, en contra de José Salgado, quien resultó con lesiones de proyectil balístico con salida de munición, tanto en la zona toráxica y abdominal.

A los pocos minutos, esta persona falleció cuando era trasladado en ambulancia al hospital de Talca. El fiscal subrayó que el imputado se entregó a la PDI con el arma de fuego de su propiedad, esto es, una pistola semiautomática inscrita a su nombre. Paulo Rodríguez subrayó que también confesó su participación en el crimen.

 

MEDIDA CAUTELAR

En contraparte a esta versión, el abogado, Rodrigo Chávez, de la Defensoría Penal Pública, sostuvo que el imputado fue agredido dos veces, esto es, primero por el testigo que lo fue a encarar a su local comercial y, posteriormente, por la víctima, quien lo atacó con un martillo. Por ello, alego que hubo un ataque ilegitimo.

Chávez subrayó, a continuación, que el imputado habría actuado bajo una legítima defensa incompleta, sumada a las circunstancias atenuantes de irreprochable conducta anterior, entrega voluntaria  a la policía y colaboración con la investigación. Así solicitó al tribunal no dar lugar a la medida cautelar de prisión preventiva.

El juez, Ricardo Riquelme, del Juzgado de Garantía de Talca, estimó que la libertad del imputado constituye un peligro para la seguridad de la sociedad y ordenó su ingreso a la cárcel de Talca, bajo resguardo de Gendarmería. A la vez, fijó el plazo de cierre de la investigación en seis meses, acogiendo también la solicitud de la fiscalía.

 

Hernán Espinoza

Volver

Comentarios