Viernes, 19 de Abril de 2019
Para pagar indemnizaciones a víctimas de Paul Schäfer

Juzgado ordenó el remate de cuatro predios de la ex Colonia Dignidad

Los bienes corresponden a las parcelas números 13, 15, 7 y 8, los cuales suman 3 mil 700 hectáreas y cuyo avalúo total –determinado por un perito tasador- es de mil 566 millones 111 mil pesos.

Periodista: Hernán Espinoza - Fecha de Edición: 04 de Abril 2019

El próximo jueves 11 de abril se vivirá una jornada histórica en el Juzgado de Letras de Parral, cuando la jueza titular, Alejandra Castro, proceda al remate de cuatro predios que forman parte de las miles de hectáreas de la ex Colonia Dignidad, para así pagar indemnizaciones económicas a víctimas de Paul Schäfer.

 

Así lo dictaminó la propia magistrada en una publicación legal pedida por los abogados de los demandantes. Según explicaron fuentes calificadas, se trata de cuatro parcelas que, en total, suman cerca de 3 mil 700 hectáreas, con un avaluó -determinado por un perito tasador designado por el mismo tribunal- de mil 566 millones 111 mil pesos.

 

Los dineros que se recauden serán destinados al pago de las indemnizaciones económicas en favor de los menores víctimas de delitos de connotación sexual que perpetró durante años el fallecido líder de la Villa Baviera, Paul Schäfer, en complicidad con otros 16 condenados, esto es, jerarcas alemanes y ayudistas chilenos.

 

VALORES INDIVIDUALES

La tasación pericial indica que la parcela número 13 está avaluada en 350 millones 949 mil pesos; la parcela siete en 525 millones 112 mil pesos; la parcela 15 en 323 millones 948 mil pesos; y la parcela 8 en 366 millones 102 mil pesos. El remate se efectuará a las 11 de la mañana en audiencia pública en el tribunal parralino.

 

Allí se podrá presentar cualquier persona natural o jurídica que esté interesada en comprar los predios, incluyendo a las empresas que actualmente administran y explotan los terrenos, las cuales forman parte de un holding comercial. En los predios en remate se mantiene una importante producción forestal y agrícola.

 

Un dato relevante es que, si en el remate del jueves de la próxima semana no se alcanza la postura mínima, los ejecutantes tienen la posibilidad de replicar el procedimiento y pedirle al tribunal que fije una nueva fecha, con un máximo de tres oportunidades. De allí en adelante existen otras opciones legales que están en evaluación.

 

50 MILLONES

Al respecto, el abogado, Winfried Hempel, quien representa a las familias de los niños víctimas en este juicio de desposeimiento contra la ex Colonia Dignidad, sostuvo que se trata del cumplimiento de la sentencia decretada por la Corte Suprema el año 2013, donde se condenó a los 16 encubridores y cómplices de los delitos de Paul Schäfer.

 

En aquella ocasión, la Corte Suprema modificó parcialmente la sentencia decretada por la Corte de Apelaciones de Talca y, a su vez, confirmó las condenas que dictó en primera instancia el ministro en visita, Hernán González, incluyendo penas de cárcel efectiva para seis jerarcas alemanes por las violaciones a menores de edad.

 

Pero también se ratificó la sentencia en materia civil, esto es, dictaminando que las empresas continuadoras de la ex Colonia Dignidad, deben pagar indemnizaciones económicas cercanas a los 50 millones de pesos a cada una de las 16 víctimas y a sus familias, más intereses y costas de los abogados que las representaron en el juicio penal.

 

HIPOTECA VIGENTE

El abogado explicó que “los predios en remate corresponden a una parte de los antiguos fundos El Lavadero, San Manuel y El Paso, correspondientes a la parte norte de la Colonia, no donde habita la gente. Es la parte forestal y agrícola. Por ello, no existe riesgo para los actuales residentes y sus familias”.

 

“El origen de este proceso fue un acuerdo fechado el año 2009 que se suscribió entre el Estado de Chile accedió a alzar el embargo que existía sobre la totalidad de los bienes de la Colonia, pero en reemplazo se acordó una hipoteca para garantizar el resultado del juicio penal donde se investigaron los delitos sexuales”, dijo.

 

Hempel hizo notar que “la parte ejecutada, es decir, las actuales empresas de la Colonia, también se pueden presentar al remate, pagando el monto de la postura. Esa cifra fue fijada por la tasación y corresponde al mínimo a pagar por cada parcela. Si no hay postores, los ejecutantes se transformarían en dueños del terreno”.

 

“NO HAY MÁS ACUERDOS”

Consultado por lo que ocurrirá el día del remate, el abogado subrayó que “ojalá que haya postores y que se vendan de una vez estos terrenos, pero con la Colonia ya no hay más acuerdos. El pago de estas indemnizaciones se ha demorado diez años, porque la Colonia ha usado todos los medios legales para dilatar la ejecución de la condena en lo civil”.

 

“Hemos tenido que vencer un montón de obstáculos, pero ya estamos en la recta final y no hay vuelta atrás. Esto no va a tocar a los ancianos que viven en la Colonia porque es un tema netamente empresarial y jamás ningún colono ha tenido beneficio económico alguno, entonces, ellos tampoco se van a ver afectados con ese remate”, agregó.

 

Winfried Hempel sostuvo que “estas personas no se van a ver expulsadas, a pesar que ese es el relato que ellos han usado en tribunales para tratar de dilatar este proceso civil de ejecución, pero la verdad es que ellos (los actuales administadores) jamás le han dado un solo peso a los colonos. Al contrario, les deben 50 años de sueldos”.

 

HABLA QUERELLANTE

A su vez, Hernán Fernández, quien estuvo a cargo de representar a las víctimas y sus familias en la investigación penal contra Paul Schäfer, sus cómplices y encubridores, sostuvo que “creemos que estas indemnizaciones son una justa reparación al daño que se causó a las víctimas, porque ellas hicieron que cayera el sistema de opresión y abusos en Colonia Dignidad”.

 

“Nos llama la atención la falta de consciencia de los nuevos jerarcas de la Colonia Dignidad, porque han obstaculizado y ofendido a las víctimas. Creemos que, para que haya justicia, se debe reconocer la valentía y el sacrificio de las víctimas En ello, el Estado de Chile les debe el reconocimiento, porque hicieron lo que el Estado no pudo hacer”, agregó.

 

Volver