Viernes, 16 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos nubosos con lluvia debil
Antes había comido y hasta se cambió de ropa

Ladrón detenido cuando saltaba por una ventana luego de desvalijar local de sushi

Imputado se llevó la caja registradora, donde se guardaban casi 500 mil pesos y un teléfono celular

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 03 de Agosto 2018

TALCA.- Robaba, comía e incluso se cambiaba de ropa. Ese era el método delictual de un sujeto de 32 años, sin antecedentes penales, quien fue detenido durante la madrugad de ayer por detectives de la Brigada Investigadora de Robos (Biro) de la PDI de Talca en flagrancia, luego de desvalijar un local de sushi.


El subprefecto de la PDI, Germán Parra, explicó que como parte de medidas adoptadas para combatir la delincuencia e incrementar la sensación de seguridad de la ciudadanía, patrullas de dicha institución efectúan rondas nocturnas sin aviso previo en sectores residenciales y comerciales de esta ciudad.
Para ello, previamente se definen los sectores de mayor incidencia y riesgo delictual. Y justamente como en el último tiempo han quedado al descubierto numerosos delitos contra la propiedad en la zona céntrica de Talca, las patrullas de la PDI están concentran su labor justamente en el área comercial de la capital regional.

 

CAJA CON DINERO
Fue así que ayer, a las 00.25 horas, los detectives antirrobos observaron que un individuo que vestía ropas oscuras estaba literalmente forzando una ventana lateral de un local de venta de sushi, ubicado en la calle 7 Oriente, en una galería comercial. Para estos efectos, el sujeto utilizaba una sierra metálica como herramienta.
Los policías le hicieron guardia al imputado, quien no advirtió que era vigilado. Así luego de un largo rato, el individuo finalmente salió del local por la misma ventana que había forzado, pero llevando entre sus manos una pequeña caja metálica de color rojo, justamente del tipo que se utilizan para guardar monedas y billetes.
Allí estaba el dinero reunido en la jornada de atención de público en el local, totalizando casi 500 mil pesos. Pero no era lo único, porque se sumaba un teléfono celular. El subprefecto Parra destacó que el imputado acostumbraba incluso comer y hasta cambiarse de ropa en los lugares donde perpetraba sus delitos.

 

A LA JUSTICIA
Todo ello quedó demostrado por los productos que consumió en el local desvalijado y, también, porque el imputado –que se encuentra en situación de calle- vestía dos bototos que tenían encargo por robo vigente desde una tienda ubicada también en la zona céntrica de Talca, delito que se registró el 31 de julio pasado.
El detenido fue formalizado ayer por los delitos de robo con fuerza en lugar no habitado y receptación. El fiscal, José Luis González, en audiencia judicial y considerando que no registra condenas previas recientes, solicitó tres medidas cautelares: arraigo nacional, firma semanal en Carabineros y prohibición de volver al local de sushi.
Sin oposición de la abogada, Alexandra Acevedo, de la Defensoría Penal Pública, el juez, Américo Castro, del Juzgado de Garantía de Talca, decretó las medidas cautelares pedidas por el fiscal y delimitó en 60 días el plazo de la investigación. Se fijó nueva audiencia de posible juicio abreviado para el 22 de agosto próximo.


Hernán Espinoza

Volver

Comentarios