Sábado, 22 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos nubosos con lluvia moderada
Habla subteniente Yuksel Saldías

“Los carabineros deben tener mayor sensibilización con quienes son víctimas de VIF”

Experta en temas de violencia intrafamiliar capacitó a 70 policías uniformados que trabajan a diario en guardias de cuarteles policiales, oficinas de integración social y salas de familia

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 18 de Junio 2017

TALCA.- Intensas jornadas protagonizó esta semana en Talca la subteniente, Yuksel Saldías, quien trabaja en la Zona de Prevención y Protección de la Familia, con sede en Santiago y dependiente de la Dirección General de Carabineros, luego de viajar a la capital regional para encabezar dos jornadas de capacitación a policías.

Las actividades se llevaron a cabo en la Tenencia Abate Molina, donde 70 carabineros que se desempeñan en guardia de cuarteles policiales, oficinas de integración comunitaria y salas de familia de la Séptima Zona Maule, recibieron herramientas metodológicas sobre cómo reaccionar y orientar a víctimas de violencia intrafamiliar.

“Lo que buscamos es hacer conciencia en el personal para que al momento en que una víctima de violencia intrafamiliar llegue a su guardia para realizar una denuncia, el carabinero tenga una mayor sensibilización con estas personas, reaccionando de manera acogedora y poniendo a su disposición toda la red de ayuda del sector público”, dijo.

 

¿Qué recomendaciones se entregaron a los policías? Porque las personas que llegan a denunciar estos hechos normalmente se encuentran en situación de crisis emocional y familiar.

“Por lo mismo, nosotros como zona especializada en violencia intrafamiliar, capacitamos a los funcionarios. La idea es que cuando tengan la primera acogida, es decir, cuando la víctima se decida a denunciar, el trato sea amable y cordial, logrando empatía con la víctima. En especial, se le debe prestar la seguridad que la víctima anda buscando, porque las estadísticas nos dicen que la denuncia por VIF se presenta recién después de siete años que ocurre el primer hecho de violencia”.

 

¿Cómo tiene que ser el diálogo entre el carabinero y la víctima durante esta primera acogida?

“El carabinero tiene que ser empático, logrando un contacto físico y visual con la víctima, prestando la primera acogida y buscando que sea un entorno adecuado. La idea es que esto no ocurra mientras observa el resto de las personas que se encuentran en una guardia, para que la persona no se vea asimilada con otros delitos como robos o asaltos, porque no corresponde. Ese no es un entorno que facilite la denuncia”.

 

¿Y cuál es su experiencia, en cuanto a si las unidades policiales están habilitadas para recrear estos entornos de confianza?

“Queremos destacar lo que ocurre aquí en Talca con la Sala de Familia que funciona en la Cuarta Comisaría, porque se trata de una experiencia que queremos replicar. Nosotros como Zona de la Familia nos estamos dedicando justamente a implementar estas salas de familia, donde existan las condiciones de infraestructura necesarias y el personal idóneo, capacitado y con un perfil psicológico adecuado para atender a las víctimas. Porque sabemos que las víctimas nunca  llegan solas a las comisarías, sino acompañadas por sus hijos. Entonces buscamos que esas salas de familia tengan todas las comodidades necesarias para atender a la madre víctima y a sus hijos”.

 

¿Qué ocurre con las coordinaciones? Porque normalmente las personas llegan a denunciar casos de VIF y piden medidas de protección.

“Por lo mismo, nosotros estamos implementado a nivel nacional la Pauta Unificada de Riesgo. Allí, luego de medir diversas variables, se entrega un porcentaje de peligro que registra la víctima, tanto para ella como para sus hijos, lo cual nos permite comunicarnos con el fiscal de turno, quien con ese antecedente debe instruir las medidas de protección que sean necesarias.

Esto ya comenzó en la zona metropolitana en abril pasado. Prontamente comenzará la capacitación en esta región, donde trabajan en conjunto Carabineros, el Ministerio del Interior, el Ministerio de la Mujer y Equidad de Género y el Servicio Nacional de Menores Lo que buscamos es la no revictimización, para lo cual, se debe trabajar en coordinación con estos otros organismos del Estado”.

 

¿La idea es mejorar la derivación de las víctimas?

“Justamente buscamos derivar para que las personas reciban la ayuda necesaria en materia psicosocial y legal. Ocurre que muchas veces la víctima depende económicamente del agresor, entonces, es el miedo principal a denunciar. En ello se deben coordinar medidas de apoyo social y jurídica para llevar a cabo medidas de reparación”.

 

  Femicidios frustrados

 

¿Cuáles son los motivos que llevan a las víctimas a no denunciar estos hechos?

“Principalmente es por la dependencia económica de las mujeres, pero también porque las víctimas temen que su pareja sea mucho más agresiva después de realizar la denuncia. Las estadísticas nos confirman que después de la denuncia, el nuevo ataque es mucho más fuerte. Por ello es el incremento de los femicidios frustrados. Anteriormente, el agresor se suicidaba después de consumar estos delitos, pero ahora no lo están haciendo, porque saben que el delito no está configurado en su totalidad y pueden obtener beneficios”.

 

Hernán Espinoza

Volver

Comentarios