Miércoles, 26 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos Nubosos
Cámara de seguridad de calle 6 Oriente está inhabilitada

Nuevo robo en “La Bota Verde” reveló alta inseguridad del comercio talquino

Delincuentes se llevaron ahora 100 millones de pesos, mientras dueños de locales de calle 6 Oriente se quejaron por la ocurrencia de delitos. Uno de ellos explicó que los ladrones se suben a los techos, luego de escalar por los árboles cercanos

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 21 de Septiembre 2017

TALCA.- “Aquí en el centro de Talca es común que nosotros, los comerciantes, seamos afectados por robos. Ya no es la primera vez que ocurre. En mi local se han metido varias veces los delincuentes. La última vez, incluso, grabamos al antisocial con una cámara de seguridad, pero finalmente nunca lo encontraron”.

Con estas palabras, Carlos Ortiz, empresario y propietario de “Ancar Bordados”, relató la situación de inseguridad que afecta a los comerciantes que tienen locales en la zona céntrica de Talca. Todo ello, luego que ocurriera un nuevo caso de robo que afectó a la tradicional tienda de venta de calzados “La Bota Verde”.

Se trata del tercer delito que afecta a dicha empresa en los últimos años. Uno de los más recordados ocurrió el 2016, también durante el mes de septiembre, cuando sujetos desconocidos ingresaron al recinto, luego de escalar por los techos. En el interior forzaron la caja fuerte y se llevaron 270 millones de pesos en efectivo.

SISTEMA DE OXICORTE

Ahora fue prácticamente igual. El fiscal de turno, Carlos Altermatt, explicó que durante la mañana del domingo, los encargados de la tienda realizaron la denuncia a la Tercera Comisaría de Carabineros de Talca, dando paso a que el caso criminal quedara en manos de la Brigada Investigadora de Robos (Biro) de la PDI de Talca.

Los experimentados detectives se constituyeron en el sitio del suceso, junto a peritos del Laboratorio de Criminalística (Lacrim). Según explicaron fuentes policiales, los delincuentes -al igual como ocurrió el año pasado- subieron a la techumbre del local y, desde allí, lograron ingresar por la parte posterior de la tienda.

Luego instalaron un balón de gas comprimido y equipos de oxicorte con los cuales forzaron la caja fuerte. El resultado fue el robo de cien millones de pesos en dinero en efectivo, además de la sustracción de documentos bancarios. Los ladrones escaparon con las herramientas, saliendo por el mismo punto de acceso.

 

INVESTIGACIÓN

POLICIAL

En el local, los empleados manifestaron que no contaban con autorización de la gerencia de la empresa para realizar comentario alguno, más allá de señalar que los antecedentes quedaron en manos de la policía. Los detectives y peritos de la PDI, por su parte, buscaron huellas y evidencias de interés criminalístico.

A ello se suma la ubicación de cámaras de seguridad que hayan grabado algún tipo de imagen del automóvil, en el cual -se supone- se movilizaban los delincuentes. Sin embargo, la cámara conectada a la central de comunicaciones de Carabineros ubicada en la calle 6 Oriente con 1 Sur se encuentra actualmente inhabilitada.

De igual forma, trascendió que los detectives coordinarán autorizaciones con la fiscalía para revisar las grabaciones de cámaras de seguridad privadas de locales comerciales cercanos, incluyendo una sucursal bancaria, a fin de identificar algún vehículo o sujeto sospechoso. A ello se suma la búsqueda de nexos con otros delitos.

 

“ESCALAN POR

 LOS ÁRBOLES”

Pero lo concreto es que los robos no son algo ajeno a los comerciantes de la calle 6 Oriente, entre 1 y 2 Sur. Así lo destacó también Julio Fuentes, dueño de un cibercafé, al señalar que “a mí me robaron hace un mes. Fue exactamente igual en todos los casos, porque los sujetos escalan por los árboles para llegar a la techumbre”.

“Al final estamos transformando nuestros locales en verdaderas fortalezas. Lo más extraño es que en la esquina hay una cámara de seguridad, pero parece que no funciona. La última vez me robaron cerca de 800 mil pesos en distintos productos. También hicimos de inmediato la denuncia, pero nunca pasa nada”, afirmó.

Por su parte, Carlos Ortiz –dueño de “Ancar”- reiteró que “lo más común es que se metan ‘lanzas\' a los locales o que le roben a la gente. Aquí lo que se necesita es más presencia policial, porque nosotros damos trabajo a gente de nuestra región. A otros locales les han entrado a robar hasta cuatro veces y no hay resultados”.

Hernán Espinoza

Volver

Comentarios