Lunes, 20 de Mayo de 2019
Ante la fiscalía de Rancagua

Obispo de Talca declaró como testigo por casos de abusos sexuales

Administrador apostólico señaló que le parece importante que “se investigue bien, con transparencia” para que “resplandezca la verdad”.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 13 de Marzo 2019

RANCAGUA/TALCA.- El ex obispo auxiliar de Santiago y actual administrador apostólico de la diócesis de Talca, Galo Fernández, se presentó ayer en la fiscalía de Rancagua para declarar -en calidad de testigo- por la investigación sobre las denuncias de abusos sexuales que se han perpetrado en la Iglesia Católica.
Antes de ingresar a las oficinas del Ministerio Público en la Región de O\\\'Higgins, el obispo de Talca y Curicó señaló que “vengo a colaborar con la justicia, lo hago con plena disponibilidad para poder ayudar a que la investigación siga su curso y resplandezca la verdad de la justicia”.


“Me parece muy importante que se investigue bien, con transparencia, con verdad. Creo que nos hace muy bien como iglesia tener una claridad sobre hechos que han pasado para poderlos superar plenamente”, añadió.

 

CASO EZATTI
Galo Fernández también fue consultado respecto a las acusaciones en contra del cardenal, Ricardo Ezzati. Al respecto, dijo que “el cardenal está siendo investigado y él tiene derecho a pedir que se entreguen los antecedentes que necesita”.
Un dato anexo es que durante la semana pasada se conoció que la fiscalía de Rancagua también citó a declarar al secretario general de la Conferencia Episcopal de Chile, Fernando Ramos.

 

148 CAUSAS
En la Fiscalía Regional de O\\\'Higgins -liderada por el persecutor Emiliano Arias- se investigan a la fecha 148 causas que implicarían a 255 víctimas, todas asociadas a abusos sexuales en la Iglesia Católica. Así se reveló durante la cuenta pública efectuada en enero pasado en dicha jurisdicción del Ministerio Público.
De esta forma, durante el 2018 se realizaron nueve diligencias de entrada y registro en seis regiones del país, logrando la formalización de cuatro clérigos por delitos de estupro, violación, abuso sexual y almacenamiento y distribución de material pornográfico infantil.

Volver