Lunes, 24 de Junio de 2019
Se suma un tercer delito de amenazas de muerte

Ocho años de cárcel por crimen tentado y porte de arma

La violenta agresión con dos disparos a quemarropa ocurrió en diciembre del año 2017 en la Población José Miguel Carrera de Talca.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 30 de Enero 2019

TALCA.- Ocho años y medio de cárcel suman las tres condenas dictaminadas ayer por el Tribunal Oral e lo Penal de Talca, en contra del imputado, José Manuel Contador Cancino, luego que fuera declarado culpable como autor de los delitos de homicidio simple en grado de tentado, porte ilegal de arma de fuego y amenazas de muerte.


Según establecieron los jueces, a partir de las pruebas aportadas por la fiscalía de Talca, el primer hecho ocurrió al mediodía del 19 de diciembre de 2017. En específico, se trata de la esquina de las calles 15 Norte con 2 Oriente, en la Población José Miguel Carrera, en el barrio norte de Talca.
La sentencia establece que “sin mediar provocación o agresión” de parte de la víctima, el imputado le disparó con un arma de fuego a un peatón en tres ocasiones y directametne al cuerpo. Primero le apuntó al tórax, paro la víctima milgraosamente logró evadir parcialmente el ataque, porque la bala finalmente le dio en la mano derecha.


Pero la segunda y tercera vez, las lesiones con proyectil balístico se focalizaron en la rodilla derecha y la cadera izquierda de la víctima. Luego, cuando detectives de la PDI acudieron al domicilio de Contador Cancino, en calle 13 Norte, a fin de detenerlo, el imputado se subió a los techos y cayó desde la altura, siendo trasladado al hospital de Talca para constatar lesiones.


Allí se encontró con la víctima, que era atendido de urgencia por los tres balazos, y a pesar de la presencia policial, el detenido igualmewnte amenazó de muerte al denunciante si hablaba de lo ocurrido. En la misma ocasión, cuando la PDI allanó la casa del imputado, se descubrió un cultivo clandestino de 11 plantas de marihuana.


Si bien la fiscalía igualmente acusó al imputado por cultivo de drogas, el tribunal lo absolvió. Así los jueces dictaminaron tres condenas de cuatro años de presidio menor en su grado máximo por el homicidio tentado; 541 días de presidio menor en su grado minimo por las amenazas de muerte; y tres años y un día de presidio menor en su grado máximo por la tenencia ilegal de armas de fuego.
A favor del imputado se le reconocieron los 269 días que sumó en distintos peridos en que estuvo bajo la medida cuatelar de prisión preventiva. En todo caso, para cumplir las condenas no se le otorgó ningún tipo de pena sustitutiva, por lo cual, deberá cumplir las sanciones en la cárcel.

Volver