Miércoles, 21 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
Fiscalía y PDI expusieron pruebas al tribunal

Operación Hermandad: cabecillas exhibían armas en perfiles de Facebook

En el séptimo día de audiencias, el Ministerio Público continuó presentando antecedentes probatorios contra los grupos narcos que se disputaban el barrio norte de Talca

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 03 de Junio 2017

TALCA.- Contrariamente a lo que se esperaba, los fiscales, Francisco Soto y Ángel Ávila, están lejos de terminar de exponer los numerosos antecedentes probatorios reunidos en siete meses de investigación contra dos peligrosas bandas de traficantes, desbaratadas hace dos semanas por la PDI en la “Operación Hermandad”.

Así quedó en claro ayer, cuando el propio juez, Víctor Rojas, del Juzgado de Garantía de Talca, optó por prolongar las audiencias por segundo fin de semana seguido, esto es, hoy y mañana. Ello, luego que los fiscales revelaran nuevas pruebas incriminatorias contra los cabecillas de ambos grupos criminales y sus cómplices.

Entre ellas, el fiscal Soto destacó que Pamela Loyola, líder del grupo asentado en la población Padre Hurtado, contaba con seis perfiles de Facebook, la mayoría con nombres falsos, donde grababa amenazas a la banda rival liderada por Gabriel Gutiérrez, alias “El Morocho”, así como a sus ayudistas y “soldados”.

 

“PAMELITA LA

MAS REGIA”

En uno de estos perfiles de Facebook, denominado “Pamelita La Más Regia”, la imputada exhibe fotografías de armas de fuego que tendría en su poder. A ello se agregan audios de interceptaciones telefónicas donde Pamela Loyola dialoga con informantes que le relatan detalles de quien visita a su banda rival en la cárcel.

Allí hubo un punto llamativo, cuando en uno de estos diálogos interceptados por la PDI, con autorización judicial, esta misma mujer instruye a su hijo de apenas 11 años para que compre un arma cortante tipo cortaplumas, luego se la esconda en los genitales y viaje a realizar una visita a la cárcel de Curicó.

En dicho lugar, Pamela le dice que contacte a un sujeto y le entregue el arma, al momento de abrazarlo, añadiendo que es para que ese antisocial apuñale a uno de los ayudistas de “El Morocho”. La misma mujer habla insultos contra una jueza del Juzgado de Garantía de Talca porque no le conmuta una pena de presidio.

 

Hernán Espinoza

Volver

Comentarios