Martes, 20 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
Tras interceptaciones telefónicas de la PDI

Operación Hermandad: fiscalía acreditó que jefe narco pagaba la defensa de sus “soldados”

Gabriel Gutiérrez, alias “El Morocho, mantenía contactos con José Díaz Espinoza, alias “El Bresler”, jefe de otro grupo delictual que hoy cumple condena por tráfico y secuestro de un carabinero

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 06 de Junio 2017

TALCA.- Como un “centro de poder” calificó ayer el fiscal Francisco Soto, el rol que jugaba Gabriel Gutiérrez, alias “El Morocho”, en calidad de cabecilla de una de las dos bandas criminales de narcotraficantes que la PDI desbarató hace dos semanas en el barrio norte de Talca, en la denominada Operación Hermandad.

En compañía del también fiscal, Ángel Ávila, el fiscal Soto destacó que Gabriel Gutiérrez había “compartimentado” los bienes del grupo delictual, para resguardar la continuidad de la organización si era detenido. Así, el dinero, las armas y las drogas fueron dejadas en manos de terceras personas de su extrema confianza.

Así fue que al momento de registrar la vivienda del hermano y la madre de Gutiérrez, en la Villa Las Américas, la PDI incautó cuatro millones de pesos. Las armas y las drogas del grupo narco estaban en los domicilios de familiares de quienes eran considerados los “soldados” o “perros” del cabecilla, según la jerga delictual.

 

CONTACTOS CON “EL BRESLER”

El fiscal Soto precisó que el rol de Gutiérrez iba aún más allá, por cuanto también pagaba la defensa legal de sus brazos operativos, esto es, César Cáceres, Álex Mora y Samuel Córdova, todos actualmente en prisión preventiva por el homicidio calificado frustrado de un familiar de Pamela Loyola, jefa del grupo narco rival.

Un dato anexo, según indicó el fiscal, es que el grupo de Gutiérrez mantuvo contacto por largo tiempo con otra banda criminal, cuyo cabecilla es José Díaz Espinoza, alias “El Bresler”, quien actualmente cumple condena por tráfico de drogas y por el secuestro de un motorista de la Cuarta Comisaría de Carabineros de Talca.

La extensión de los antecedentes de la investigación no hizo posible que los fiscales Soto y Ávila terminaran ayer de fundamentar la formalización de la investigación, cuyas audiencias se han prolongado por diez días. En caso que terminen hoy, se dará paso a los siete abogados defensores que representan a los 35 imputados.

 

Hernán Espinoza

26 detenidos

El fiscal Francisco Soto adelantó ayer que cuando termine de fundamentar la formalización de la investigación, pedirá la prisión preventiva de 26 de los 35 imputados de la Operación Hermandad. Se trata, justamente, de quienes aún están detenidos bajo custodia de Gendarmería, por cuanto los nueve restantes cumplen otras medidas cautelares.

Corte Suprema

Con un voto en contra, la segunda sala penal de la Corte Suprema confirmó ayer el fallo de la Corte de Apelaciones de Talca, en cuanto rechazó un recurso de amparo entablado por la Defensoría Penal Pública en favor de los 35 imputados de la Operación Hermandad. La disidencia fue del ministro Haroldo Brito; mientras que los votos de mayoría fueron de los ministros Milton Juica, Carlos Künsemüller y Lamberto Cisternas, junto al abogado integrante Jean Pierre Matus.

 

Volver

Comentarios