Jueves, 20 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos cubiertos con lluvia debil
La víctima tuvo dos hijos del imputado

Partió juicio contra hombre que abusó y violó a hijastra

Tanto la Fiscalía, como el Centro de Atención a Víctimas y el Sename exigirán condena de presidio perpetuo efectivo, es decir, 40 años de cárcel sin beneficios penitenciarios

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 13 de Abril 2017

TALCA.- Presidio perpetuo calificado es la sanción que arriesga un imputado de 63 años, de oficio obrero agrícola, quien se encuentra desde mediados del año pasado en prisión preventiva en la cárcel de Talca y respecto a quien ayer comenzó un juicio por los graves delitos de abuso sexual y violación reiterada.

La víctima de estos hechos, según indica la acusación presentada por la fiscalía, es justamente la hijastra del imputado, esto es, hija biológica de la conviviente del detenido. La menor, nacida en 1997, tenía apenas 11 años cuando sufrió el primer delito de abuso sexual, hechos que se replicaron durante los años 2013 y 2014.

La acusación indica que el primer delito fue a abuso sexual, ya que la niña fue objeto de tocaciones de connotación sexual. Pero el año 2013 fue aún más grave, porque el detenido atacó a la menor cuando se bañaba, para luego violarla en su pieza. Ese año se repitió el mismo acceso carnal, esta vez, en la pieza matrimonial.

 

DOS HIJOS

Producto de la segunda agresión, la niña –a la edad de 17 años- tuvo un hijo cuyo padre es el detenido. Un año después la violación se repitió, producto de lo cual, la víctima también quedó embarazada y tuvo un segundo hijo, nacido el 2015. Por ello, la Fiscalía tipificó tres graves delitos de violación reiterados.

A la acusación que presentó la fiscal, Carmen Gloria Manríquez, con especialización para investigar estos delitos, se sumaron en calidad de querellantes el Servicio Nacional de Menores (Sename) y el Centro de Atención a Víctimas de Delitos Violentos, dependiente de la Corporación de Asistencia Judicial.

Tras los alegatos de apertura, realizados a primera hora de ayer, el imputado -con asesoría de un abogado de la Defensoría Penal Pública- optó por guardar silencio. Ahí comenzó la prueba de la fiscalía, con la declaración de 12 testigos y dos peritos, contando a la propia víctima, por lo cual, se espera que el juicio se prolongue hasta el próximo lunes.

 

Hernán Espinoza

 

Volver

Comentarios