Miércoles, 15 de Agosto de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
Fue entregada en adopción cuando tenía apenas 7 años

PDI ubicó en Bélgica a mujer que hace 38 años no veía a su madre

Chinita Van Gerben está casada y tiene un hijo. Ayer con lágrimas reconoció a su madre, Rosa Rodríguez, con quien se comunicó por Skype a través de un traductor policial

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 31 de Agosto 2016

TALCA.- Una emotiva jornada se vivió ayer en el salón de actos del cuartel regional de la PDI de Talca, cuando Rosa Rodríguez Villegas por fin logró hablar con su hija, de actuales 45 años, a quien dejó de ver cuando tenía apenas siete años, ya que por aquel tiempo fue entregada en adopción a un matrimonio extranjero.

Rosa Rodríguez recordó que fueron tiempos difíciles, porque entonces debió viajar hasta Santiago para trabajar como asesora del hogar. Así se vio obligada a dejar a su hija, Erna Rodríguez, al cuidado de su abuela materna en la ciudad de Coelemu, en la Región del Bío Bío. Con el paso del tiempo se enteró cuál fue su destino.

Explicó que la menor sufrió un accidente casero que le provocó una quemadura en la espalda, momento en que fue derivada al hospital de Concepción. Allí se detectó que vivía en condición de riesgo social, siendo acogida por un hogar de menores, para luego quedar en adopción de una pareja de nacionalidad belga.

“ELLA ME RECONOCIÓ”

Así Rosa Rodríguez le perdió la pista a su hija, hasta que hace un año se radicó en Talca y lo primero que hizo fue acudir a la PDI. Los detectives de la Brigada de Homicidios (BH) se hicieron cargo de la dificultosa investigación, porque a la fecha de los hechos no existían registros de adopciones o viajes al extranjero.

“Todo comenzó luego que la Fiscalía de Talca nos entregó la orden de investigar por presunta desgracia. El único dato era que la hija de la denunciante había sido internada en un hogar en Chiguayante, donde fue trasladada a Bélgica. Así obtuvimos un dato: que ahora se llamaba “Chinita”, dijo el inspector, Felipe Alarcón.

Explicó que dicho antecedente era certero, porque la joven ahora se llamaba Chinita Van Gerben, está casada e incluso tiene un hijo. Tras ser ubicada por la red social Facebook, aceptó conocer a su madre y hermanos por contacto virtual. “Yo le dije que la cicatriz que tenía era porque se había caído al fuego. Ella me reconoció”, dijo Rosa Rodríguez.

Volver

Comentarios