Miércoles, 23 de Mayo de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
Gigantesco operativo no arrojó resultados positivos

PDI y Carabineros agotaron rastreos de persona extraviada

Sigue siendo un misterio el paradero de Carlos Torres Largo, de nacionalidad colombiana, quien sufre ataques de delirio de persecución

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 03 de Febrero 2018

PARRAL.- La PDI y Carabineros dieron por agotado el rastreo de Carlos Torres Largo, de 63 años, y de nacionalidad colombiana, quien se encuentra extraviado desde el 9 de enero pasado, cuando se bajó de un bus en el cruce Catillo de la ruta Cinco Sur, donde viajaba rumbo a Temuco.
Ese fue el último lugar donde testigos observaron a la víctima, quien sufre delirio de persecución. Dicha situación habría motivado que esté oculto en algún lugar cercano o bien que haya viajado a otra zona del país, sin dar aviso a sus familiares o amigos.
En un esfuerzo conjunto, el jueves pasado, tanto la PDI como Carabineros realizaron un gigantesco operativo de búsqueda por tierra y agua. Así, más de 80 carabineros rastrearon toda la zona aledaña al canal Digua, mientras el Grupo de Operaciones Especiales (Gope) desplegó a sus buzós tácticos.

CRUCE CATILLO
En paralelo, detectives de la PDI de Santiago y Parral se desplegaron por todo el sector del cruce Catillo de la carretera, preguntando y buscando algún indicio que permitiera establecer si la víctima había pasado por esos lugares. Pero ambas búsquedas resultaron infructuosas.
En el caso de la PDI, el subprefecto Samuel Cuevas, jefe de la Brigada de Investigación Criminal (Bicrim) de Parral, comentó que “no tuvimos ningún resultado. Nadie sabe nada. Esta persona sufre una patología mental, esto es, un delirio de persecución”.
“Cuando le viene una crisis piensa que lo van a matar. En esa condición, se bajó del bus y habló con un comerciante, a quien le dijo que lo andaban siguiendo para matarlo. Esa persona llamó a los carabineros, que lo dejaron arriba de un bus para seguir viaje, pero no lo hizo y se perdió su paradero”, indicó.

“NO PIDE AYUDA”
El subprefecto indicó que familiares de la víctima de presunta desgracia comentaron que en Colombia tuvo un problema similar, permaneciendo casi 15 días extraviado, hasta que retomó la normalidad y salió de su escondite a pedir ayuda.
“Es muy difícil la búsqueda, porque cuando esta persona siente que lo andan buscando, piensa que es para matarlo y no pide ayuda. Es al contrario, porque mientras más lo buscan, más se esconde”, indicó.
Samuel Cuevas sostuvo también que “sabemos que esta persona tiene conocimientos de sobrevivencia, así que cuando se le acabe la crisis, esperamos que pueda pedir ayuda en alguna casa o con alguien que lo lleve hasta la unidad policial más cercana. Por ahora, seguimos a la espera de algún indicio nuevo para retomar la búsqueda”.

Hernán Espinoza

Volver

Comentarios