Lunes, 19 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Despejado
Tribunal programó la preparación de juicio

Penas de cárcel arriesgan cuatro acusados por prostíbulo clandestino

Entre los imputados se encuentra la hermana de una de las víctimas. La fiscalía exigió 10 años para el principal imputado

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 21 de Octubre 2016

TALCA.- Para el 15 de noviembre próximo está programada la audiencia de preparación de juicio oral en un bullado caso de facilitación de la prostitución de menores de edad, hecho que quedó al descubierto a mediados del 2015, cuando la PDI desbarató un local clandestino ubicado en las calles 5 Norte con 11 Oriente.

Según estableció la investigación, cerrada recientemente por el fiscal, Iván Vidal, con especialización para indagar delitos sexuales, los hechos se remontan incluso al año 2013, cuando Omar de la Cruz Higueras Urrutia, de 56 años, se dirigía personalmente al terminal de buses de Talca para buscar niñas en situación de calle.

La acusación señala que el imputado llevaba a las menores hasta la casa en cuestión, donde abusaba de su desamparo y la obligaba a sostener relaciones sexuales con terceras personas, todo a cambio de dinero, tanto para él como para la víctima. A ello agregaba la venta de condones y fármacos en el mismo domicilio.

 

SERVICIOS SEXUALES

Pero no era el único, ya que la fiscalía y la PDI apuntaron también contra María José Marchant Miranda, de 28 años, quien fue acusada por facilitación de la prostitución, ya que se estableció que llevaba a su hermana hasta la casa de Omar Higueras. Allí la menor de 18 años era ofrecida a clientes adultos.

Pero la lista no termina allí, ya que se suman los imputados, Alberto Antonio Flores Fuentes y Erwin Vladimir Almonacid Velásquez, ambos acusados por obtención de servicios sexuales de persona mayor de 14 y menor de 18 años. Los cuatro acusados irán próximamente a juicio en el Tribunal Oral de Talca.

Respecto a Omar Higueras, la fiscalía exigió una sanción de 10 años de cárcel por dos delitos de facilitación de la prostitución -en carácter de habitual- y obtención de servicios sexuales; para María Marchant de cinco años y un día; para Alberto Flores de cinco años y un día; y para Erwin Almonacid de cinco años de presidio.

 

Cámaras y computadores

Entre las diversas especies incautadas por la PDI en el prostíbulo clandestino, se cuentan dos cámaras de seguridad, así como un computador y un televisor. Por ello, la policía también investigó si se filmaba y almacenaba pornografía, para su posterior venta clandestina en forma directa o a través de Internet.

 

Grabaciones

telefónicas

Otro antecedente probatorio de relevancia que llevará la fiscalía al juicio oral se encuentran las grabaciones de las interceptaciones telefónicas realizadas por la PDI, donde los imputados se hablaban entre sí para coordinar el traslado de las víctimas al prostíbulo, así como también acordaban los precios a cobrar.

Volver

Comentarios