Sábado, 16 de Febrero de 2019

Calidad del aire

Por atropello y caída, respectivamente

Policía investiga hallazgos de cuerpos sin vida en Chequenlemu y Bombero Garrido

Uno de los descubrimientos se registró en el atardecer del viernes en el sector rural de la comuna, y el otro ayer al mediodía, en la parte poniente de la ciudad de Curicó.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 10 de Febrero 2019

CURICÓ.- Consternados se encuentran los habitantes de la localidad de Chequenlemu, al interior del sector de Los Niches, en la parte suroriente de Curicó, luego que en la tarde del viernes fuera encontrado en la vía publica el cuerpo sin vida de un vecino del sector, con claras señales de haber sido arrollado por un vehículo cuyo conductor no se habría percatado del fatal accidente, o se habría dado a la fuga.
El trágico hecho se registró a unos 200 metros hacia el interior del callejón El Hoyín, en el sector rural de Chequenlemu, luego que trabajadores agrícolas en el atardecer y mientras regresaban a su casa observaran el cuerpo inerte de una persona, constatándose que esta estaba fallecida. El cadáver mantenía su cráneo desintegrado por lo que se estima que el obrero habría sido arrollado por un vehículo.

BUEN HOMBRE
De la situación se alertó a personal de Carabineros del retén Los Niches, quienes tras constituirse en el lugar iniciaron diversas diligencias para establecer las causas del hecho en que pereció el obrero, quien fue identificado como Luis Jeremías Retamales Bustamante, de aproximadamente 35 años de edad. “Era un buen hombre, le gustaba beber, con frecuencia, pero era un buen hombre, trabajador”, contaron los vecinos sobre la víctima.
Asimismo, en esa zona inició una revisión sobre neumáticos y chasis de camiones que circularon por ese lugar, con la finalidad se dar con el que causó la muerte de Retamales. No se descarta que de haber sido un camión de alto tonelaje el participante en el hecho, eventualmente su conductor, no se habría percatado del posible atropello, aunque tampoco se elimina la opción que se haya dado a la fuga para esquivar el accionar de la justicia.
En el sector vecinos pidieron mayor fiscalización en especial a camiones de alto tonelaje, los que en esta época se incrementan a causa del transporte de frutas y hortalizas que se desarrolla desde el sector.

POSIBLE CAÍDA
En tanto, ayer a eso del mediodía, efectivos de Carabineros y luego de la Policía de Investigaciones, se constituyeron en el sector poblacional Bombero Garrrido, en la parte poniente de la ciudad de Curicó. Allí fue ubicado por transeúntes, en un sitio eriazo, el cadáver de Roberto Antonio Alvarado Peredo, de aproximadamente 30 años de edad, el que estaba en medio de unos pastizales, en un lugar que es usado como “escondite” por personas en situación de calle.
El Subcomisario de la Brigada de Homicidios, Bernardo Veloso, indicó que inicialmente se descartaría la participación de terceras personas en el hecho que terminó con la vida de Alvarado, por lo que no se descarta una caída accidental que lo haya hecho golpearse la cabeza violentamente. De hecho, el cuerpo sin vida presentaría algún tipo de lesión en la zona craneana frontal, presumiblemente causada por una caída.
El cadáver fue derivado al Servicio Médico legal para ser sometido al correspondiente examen de autopsia, mientras que las diligencias policiales buscan establecer las circunstancias en las que se produjo el deceso de Alvarado.

Mauricio Poblete

Volver