Lunes, 24 de Junio de 2019
Fue sorprendida en flagrancia por la PDI

Por falsificación imputaron a joven mujer que vendía sellos fotocopiados para validar la TNE

La imputada, de 21 años, quedó en libertad, pero bajo dos medidas cautelares. La policía logró recuperar 81 sellos de igual numeración que eran comercializados a dos mil pesos

Periodista: Hernán Espinoza - Fecha de Edición: 05 de Junio 2019

Por el delito de falsificación fue objeto de cargos criminales una joven de 21 años, sin antecedentes penales, luego que detectives de la PDI de Talca la sorprendieron en delito flagrante, cuando en el terminal de buses de esta ciudad procedía a vender sellos fotocopiados para validar la Tarjeta Nacional Estudiantil (TNE) año 2019.


El delito, tipificado en el artículo 186 del Código Penal, sanciona a quien “habiéndose procurado indebidamente los verdaderos sellos, timbres, punzones, matrices o marcas, hiciere de ellos una aplicación o uso perjudicial a los derechos e intereses del Estado, de una autoridad cualquiera o de un particular”.


Para estos efectos, la misma norma establece que la pena será de presidio menor en cualquiera de sus grados y multa de 11 a 20 unidades tributarias mensuales. En este caso, como se trata de una pena que no es aflictiva y la detenida no registra condenas previas, se dictaminaron medidas cautelares alternativas a la prisión preventiva.

 

ARRAIGO Y FIRMA
Así la imputada quedó en libertad, pero bajo arraigo nacional y firma quincenal en Carabineros, mientras se termina la investigación, cuyo plazo es de tres meses. El fiscal, Gonzalo Pino, sostuvo que los detectives de la Brigada Investigadora de Delitos Económicos (Bridec) detectaron que estos sellos eran ofrecidos en redes sociales.


De esta forma, se montó un operativo en el terminal de buses, donde la mujer fue sorprendida vendiendo los sellos a un valor individual de dos mil pesos. Luego, tras el registro de su domicilio, se incautó un computador con el cual los había impreso, además de un total de 81 sellos y seis mil pesos atribuidos a ganancias ilícitas.


El fiscal explicó a la jueza, Marta Asiaín, del Juzgado de Garantía de Talca, que como los sellos eran duplicados, todos tenían la misma numeración, por lo cual, no tenían ningún tipo de validez tecnológica. Añadió que, igualmente, a simple vista permiten engañar y hacer pasar a su portador como un estudiante universitario.

 

JUNAEB Y PDI
Eso era justamente lo que buscaban los compradores de estos sellos falsos, tal como lo confirmó Jorge Román, director regional (s) de la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas (Junaeb). “Estos delitos nos afectan mucho, porque se altera un beneficio que es exclusivo para los estudiantes. Queremos hacer un llamado a que las personas no incurran en estos delitos y que informen cualquier irregularidad”, dijo.


Por su parte, el subprefecto de la PDI y jefe de la Bridec, Luis García, sostuvo que “esta joven vendía estos sellos a un valor de 2 mil pesos para personas que no son estudiantes y, por lo tanto, eluden el pago del pasaje adulto en el transporte público”. También confirmó que los contactos se efectuaban en redes sociales.


“Todo para quienes no son estudiantes de educación superior. La detenida no tiene antecedentes penales. Nuestras oficinas de análisis están constantemente monitoreando las redes sociales y, de esta forma, se obtuvo la información, logrando identificar y detener a esta persona, junto con toda la evidencia recopilada”, agregó.

Volver