Jueves, 20 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos cubiertos con lluvia debil
Incidente ocurrió el 6 de abril pasado en Talca

Presentan querella contra dos carabineros por disparar a detenido en una pierna

Acción legal se fundamenta en que el imputado fue sobreseído en la investigación que motivó su detención. Prefecto de Talca replicó que el detenido le quitó el arma a uno de los policías y lo apuntó a quemarropa

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 28 de Septiembre 2017

TALCA.- En examen legal de admisibilidad se encuentra la querella que en las últimas horas presentó Camilo Alexis Gaete Leiva, de oficio obrero enyesador y domiciliado en la Población San Miguel del Piduco, en Talca, en contra de un subteniente y un sargento segundo de la Tercera Comisaría de Carabineros de esta ciudad.

La acción legal, patrocinada por los abogados Patricia Molina y Rodrigo Chávez, sostiene que ambos carabineros habrían incurrido en el supuesto delito de lesiones menos graves, luego que el 6 de abril del presente año, uno de ellos detuviera a viva fuerza al denunciante y el otro le disparara dos veces en una misma pierna.

Todo ello ocurrió, según la querella, luego que Camilo Gaete se pasara una luz roja en las calles 8 Oriente con 1 Norte, motivando una persecución policial, por cuanto el denunciante señala que se asustó cuando los carabineros prendieron las balizas y que, además, aceleró su automóvil porque no quería ser infraccionado.

 

“VISIBLEMENTE

OFUSCADOS”

La persecución policial culminó en las calles 18 Oriente con 2 Sur, donde el auto del querellante se ronceó y colisionó un taxi colectivo, siendo también colisionado por el furgón policial. Agrega que al bajarse y ver a los carabineros “visiblemente ofuscados”, corrió unos 20 metros, hasta ser detenido por el subteniente.

“Me alcanza y me arroja al suelo, para luego darme golpes en mi rostro, y acto seguido, el otro carabinero procede a dispararme con su arma de servicio en dos oportunidades, impactándome en el muslo de mi pierna izquierda”, señala. En la querella, Gaete agrega que estuvo tres meces sin trabajar por las lesiones.

Al respecto, la abogada Molina destacó que su representado fue imputado por manejo en estado de ebriedad, causando daños, con la medida cautelar de arresto domiciliario total. Pero dos meses después, la misma fiscalía pidió el sobreseimiento, porque el informe de alcoholemia arrojó que tenía menos de 0,3 gramos de alcohol.

 

LEGÍTIMA DEFENSA

Al respecto, el coronel Luis Sepúlveda, prefecto de Carabineros de Talca, replicó que el procedimiento policial fue “totalmente ajustado a las facultades que tienen los carabineros para el uso de sus armas de fuego, esto es, en legítima defensa para impedir o repeler un ataque inminente que pone en riesgo sus vidas”.

“Al momento de ser detenido, este sujeto extrajo el arma de servicio del subteniente y con ella le apuntó. En esa instancia, el otro carabinero que prestaba cobertura efectiva realizó disparos con un impacto balístico en contra del antisocial. Hubo proporcionalidad ante la agresión y amenaza con el arma de fuego”, añadió.

El coronel Sepúlveda subrayó que ese procedimiento fue analizado y validado como ajustado a los protocolos policiales de seguridad y derechos humanos. Agregó que otro tanto ocurrió en el control de detención del imputado, cuando el Juzgado de Garantía validó la legalidad de dicha actuación de los carabineros. 

 

Me dejaron mal

Camilo Gaete, luego de presentar la querella, comentó que “yo les grité que no me dispararan, pero me dejaron mal, sobre todo psicológicamente. Mi familia sufrió mucho, porque nunca habíamos pasado por estas cosas. Además nunca se han acercado para pedir disculpas. Lo único que quiero es que se haga justicia”.

 

Hernán Espinoza

 

Volver

Comentarios