Miércoles, 19 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos nubosos con lluvia debil
Baleó a un vecino de la Población Padre Hurtado

Preso joven pistolero con historial de 25 condenas

Violenta agresión se registró a plena luz del día, por una pandilla de cuatro delincuentes que se movilizaban en un vehículo, todos utilizando escopetas y una pistola

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 20 de Diciembre 2016

TALCA.- Con numerosas lesiones por perdigones en el cráneo, un brazo y la zona lumbar, resultó un vecino de la Población Padre Hurtado, en el barrio norte de Talca, luego que fuera atacado a plena luz del día por una peligrosa pandilla de cuatro delincuentes, todos armados y motivados por rencillas anteriores con la víctima.

El violento incidente se registró en la tarde del sábado 10 de diciembre pasado, en la esquina de las calles 18 Norte B con 3 Oriente. No es la primera vez que ocurren estos hechos en dicho sector, donde cada fin de semana se registran personas lesionadas con armas de fuego, algunas de las cuales no acuden al hospital.

Pero éste no fue el caso, ya que la víctima vive con sus hijos y una hermana, sin pertenecer a grupos delictuales. Así fue derivado al centro asistencial para recibir auxilio, mientras personal de la Cuarta Comisaría de Carabineros se constituyó en el lugar y la Fiscalía entregó el caso a la Brigada de Homicidios (BH) de la PDI.

 

A LA JUSTICIA

Una semana después, los detectives habían identificado a todos los participantes en el incidente, a partir del relato de testigos. Se trataba de individuos apodados como “El Zombie”, “El Pironte”, “El César” y “El Cachetón”. El primero de ellos es Felipe Andrés Sepúlveda Loyola, de 18 años, detenido por los policías.

Dicho sujeto, según los antecedentes policiales, utilizó una de las escopetas para atacar a la víctima, instigado por el supuesto jefe de la pandilla, apodado “El César”, quien horas antes también resultó baleado en otro incidente en la misma población, pero luego abandonó el Hospital Regional de Talca mientras era atendido.

El fiscal jefe, Héctor de la Fuente, presentó cargos criminales por el delito de homicidio frustrado, exigiendo que el imputado quedara en prisión por peligro para la seguridad de la sociedad, atendido su extenso prontuario de 25 condenas como menor de edad. El Juzgado de Garantía aplicó dicha medida cautelar y fijó el plazo de la investigación en cuatro meses.

 

Hernán Espinoza

 

Sigue la búsqueda

El fiscal jefe de Talca, Héctor de la Fuente, sostuvo en la audiencia que la PDI continúa la búsqueda de los restantes integrantes de la pandilla que atacó a la víctima, añadiendo que se trata de sujetos peligrosos y que también registran numerosas condenas. Indicó que todos se encuentran con orden judicial pendiente.

 

Casos repetitivos

Los incidentes de baleos entre pandillas son repetitivos en el barrio norte de Talca, en gran medida, motivados por peleas de territorios entre “soldados” de bandas de traficantes. Dichos grupos están formados, mayoritariamente, por menores de edad que poseen un perfil de contaminación criminógena, familias disfuncionales y abandono escolar.

 

Volver

Comentarios