Lunes, 24 de Junio de 2019

Profesor Palomo: “El Contralor debe concentrar sus energías en problemas más reales y complejos”

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 24 de Mayo 2019

“La interpretación hasta ahora era pacífica y circunscrita. No comparto este cambio de criterio, porque parece olvidar el Contralor General de la República que, no son los abogados los que se enfrentan al Fisco, sino que las partes, es decir, sus representados, afectados por alguna resolución o actuación estatal”.


En estos términos reaccionó el abogado y académico de la Facultad de Ciencias Jurídicas de la U. de Talca, ante un nuevo dictamen del Contralor General, Jorge Bermúdez, donde establece que los abogaos que realizan clases en universidades estatales no pueden litigar en contra del Fisco de Chile, por recaer en una supuesta inhabilidad.


Según versiones de prensa, el dictamen se sustenta en la Ley Orgánica Constitucional de Bases Generales de la Administración del Estado y el Estatuto Administrativo. Allí establece que dichos cuerpos legales fueron dictados e interpretados “en un contexto normativo e institucional completamente distinto al actual”.


“Hoy, el principio de probidad es central, ya que busca evitar el conflicto de interés y las inhabilidades. Un funcionario público no puede representar a terceros en litigios que busquen afectar los intereses del Estado. Este último concepto no se restringe solo a cuestiones patrimoniales del Estado, sino que se hace extensivo a todas las materias civiles, por ejemplo, la solicitud de nulidad de un acto administrativo”, señala.


Al respecto, el profesor Palomo -exabogado integrante de la Corte de Apelaciones de Talca- sostuvo que “como si no fuese suficiente con los privilegios procesales que la ley reserva al Fisco se suma ahora esta prohibición que deja fuera de acción probablemente a los abogados con mayor peso en este tipo de litigios, generando -de este modo un vuelco- que desatiende al individuo”.
Todo ello, añade el jurista, bajo “la excusa de la tutela de los conflictos de intereses (que se lleva a un extremo) se protege a la expresión patrimonial del Estado, esto es, el Fisco de Chile. Pareciera que el Contralor debe concentrar sus energías en problemas más reales y complejos que destinar tiempo e inteligencia a inmunizar todavía más al Fisco”.

Volver