Jueves, 20 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos cubiertos con lluvia debil
Fatal accidente laboral ocurrió el 27 de julio

Querella por trabajador que murió aplastado en faena de construcción

La víctima fue el joven obrero, Juan Poblete Godoy. Su esposa, junto a su familia y una abogada, acudieron ayer al Juzgado de Garantía de Talca para presentar la acción legal

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 08 de Octubre 2016

TALCA.- “Hemos estado muy mal. Mi hijo está con psicólogo y no hay palabra para describir lo que hemos sufrido. Con esta querella queremos que se haga justicia, para que la muerte de Juan no quede impune. Él me decía que faltaba mucha seguridad, pero igual tenía que seguir trabajando. Nadie nos ha ayudado de la empresa”.

Con estas palabras, María José Muñoz, madre de un niño de apenas 8 años y pareja del joven trabajador, Juan Poblete Godoy, quien fue víctima de un fatal accidente laboral registrado el 27 de julio del presente año en Talca, resumió sus expectativas luego de acudir ayer hasta el Juzgado de Garantía esta ciudad para presentar una querella.

La acción legal fue patrocinada por la abogada, Claudia Cornejo, bajo la figura jurídica de un cuasidelito de homicidio. El documento será ahora objeto de examen de admisibilidad por el tribunal, para luego dar paso a su despacho a la fiscalía de Talca, a fin de que se sume a la investigación que busca aclarar los graves hechos.

 

EMPRESAS Y

CONTRATISTAS

El accidente laboral se registró en las faenas de construcción de un ducto para aguas servidas, ubicado en la Avenida Lircay, al llegar a la calle 19 Norte, en el contexto de un proyecto habitacional. Allí la víctima realizaba labores de conexión del ducto al fondo de una excavación, cuando cedió parte del terreno y quedó sepultado.

El cadáver fue rescatado luego de horas de trabajo del Cuerpo de Bomberos de Talca (CBT). Al respecto, la abogada Cornejo sostuvo que la querella sindica como primeras responsables a las tres empresas involucradas, esto es, a la constructora Armas como mandante del proyecto; además de la empresa contratista “Nuevos Aires”.

A la lista se suma la empresa sub contratista para la cual el trabajador fallecido realizaba sus labores. Pero no son las únicas, porque se agregan las corporaciones de mutualidad que estaban a cargo de capacitación y el Servicio de Salud del Maule (SSM) como institución supervisora de que se cumplan las normas de seguridad.

 

NEGLIGENCIA U

OMISIÓN

En este sentido, la abogada querellante subrayó que “nadie está haciendo bien su trabajo. En este caso, se trataba de un jornal que ganaba el sueldo mínimo y que lo mandan al fondo de una excavación de alto riesgo, aunque no se habían instalado las medidas necesarias exigidas para evitar justamente que ocurriera un derrumbe.

“A las empresas les sale más conveniente pagar las multas que hacerse cargo de la seguridad real de los trabajadores, que son quienes terminan pagando por estas fallas. Creemos que aquí puede existir una negligencia grave o una omisión. Para ello, nos fundamos en las sanciones que cursó la Inspección del Trabajo”, afirmó.

La abogada agregó que como diligencias de investigación, solicitaron a la fiscalía que exija a los querellados que informen sobre las fiscalizaciones y capacitaciones a los trabajadores, específicamente, a la víctima. “También queremos saber quién autorizó a tapar ese mismo día la excavación donde ocurrió el accidente”, añadió.

Volver

Comentarios