Martes, 20 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
Más una indemnización de 100 millones de pesos

Querellante exigió perpetua para mujer que mató a asistente PDI

Juzgado de Garantía de Talca programó la audiencia de preparación de juicio oral para el lunes 20 de junio próximo, mientras la imputada, Leslie Hernández, sigue bajo arresto domiciliario total

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 09 de Junio 2016

TALCA.- Presidio perpetuo calificado y una indemnización económica por daño moral de 100 millones de pesos, son las principales exigencias que realizó la familia del joven asistente policial de la PDI de Talca, Cristopher Formandoy, quien fue asesinado en septiembre del año pasado a manos de su ex novia, Leslie Hernández.

Así lo establece la acusación particular que presentaron los abogados, Grace Salazar y Matías Pinochet, como querellantes y representantes legales de la madre de la víctima. En dicha acción legal confirman que llevarán a juicio a Leslie Hernández como autora del delito de parricidio, con la agravante de alevosía.

En ese punto, la parte querellante se distanció de la Fiscalía de Talca, por cuanto el Ministerio Público presentó su acusación bajo el delito de homicidio calificado, exigiendo una sanción de 20 años de cárcel. El Juzgado de Garantía de Talca programó la preparación de juicio oral para el lunes 20 de junio próximo.

 

“RUPTURA

SENTIMENTAL”

Al respecto, la acusación de la parte querellante sostiene que el crimen del asistente PDI fue motivado por un “conflicto sentimental” y una “ruptura temporal” entre Cristopher Formandoy y Leslie Hernández. En dicho contexto, la mujer utilizó la propia arma institucional para dispararle al funcionario policial.

“La víctima y la imputada compartían domicilio y hacían vida en común en la ciudad de Talca”, señala la acusación, destacando que “el motivo de la agresión fue la ruptura sentimental”. Precisa que en el departamento donde ocurrió el crimen había pertenencias de ambos jóvenes, lo cual revela una relación de convivencia.

Y en cuanto al daño moral causado a la familia de la víctima, la acusación particular destaca que “los hechos han causado daños inapreciables a nuestra representada, por el sufrimiento que ha tenido que soportar al ver muerto a su hijo, el cual estaba comenzando el desarrollo de su vida. Un joven alegre y carismático”.

 

  Pruebas y testigos

La acusación de la parte querellante replica en gran medida la prueba testimonial, pericial y documental que presentó la Fiscalía, agregando prueba testimonial propia respecto a la demanda civil. Un dato relevante es que en dicho listado constan los peritos psicólogos que han descartado que la imputada sufra enajenación mental.

 

  “Lo vio arrastrándose”

En la parte medular de la demanda civil, contenida en la misma acusación, la parte querellante sostiene que “agrava el dolor de la señora Irma Vilches, madre de la víctima, al pensar en la frialdad que debió haber tenido la imputada quién disparó a Christopher y lo vio arrastrándose como si su vida no valiera nada”.

Volver

Comentarios