Lunes, 24 de Junio de 2019
Ángela Vivanco, ministra de la Corte Suprema

“Se ve amenazada la libertad de expresión cuando hay noticias falsas que nadie aclara”

La autoridad judicial destacó que “creo que nuestro país tiene el desafío de un manejo responsable de las redes sociales”

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 09 de Junio 2019

Una clase magistral denominada “La Libertad de Expresión y Fallos de la Corte Suprema, lineamientos sobre una garantía democrática”, llevó a cabo la ministra de la Corte Suprema, Ángela Vivanco, en el marco de la Inauguración del Año Académico de Santo Tomás Talca, realizada en dependencias del Campus CAR.

 

¿Qué implica la libertad de expresión en Chile?
“La libertad de expresión es importante que uno la considere como una base del sistema democrático. Todas las personas no solo necesitamos expresarnos, sino que necesitamos saber qué es lo que los demás piensan y creen y, por supuesto, cuáles son las informaciones y la realidad.

 

Eso nos permite vivir en un sistema participativo. Yo no puedo participar en un sistema que desconozco o al que no tengo acceso, por eso, la libertad de expresión también va de la mano con la transparencia, con el conocimiento y la posibilidad de rendir cuentas al sistema público.

 

Y esto es un conjunto de elementos que son virtuosos, desde el punto de vista que el sistema funciona, pero también, es cierto que la libertad de expresión no es una garantía absoluta y, precisamente, por eso hay una intervención de los tribunales, no para la censura y tampoco para la limitación, sino para asegurar que la libertad de expresión se realice en un ámbito de armonía, de respeto por los derechos y sin que haya abusos”.

 

¿Cómo se garantiza el ejercicio de este derecho para los ciudadanos?
“Que las personas puedan efectivamente expresarse, que puedan buscar información, puedan recibirla, puedan transmitirla, puedan participar en redes sociales, se comuniquen unas con otras y puedan acceder a la información de interés público. Todos esos son elementos son muy importantes pero, a la vez, que ese desarrollo lo hagan con pleno respeto a los derechos y garantías de las demás personas, porque no es una libertad absoluta”.

 

¿Cuándo se ve amenazada la libertad de expresión?
“Se ve amenazada cuando hay noticias falsas que nadie aclara, cuando no hay responsabilidad para evidenciar efectivamente si esas noticias son verdaderas o falsas.

 

También cuando se interviene la vida privada de las personas sin que haya motivaciones de interés público, cuando se las insulta o se las denigra y, efectivamente, cuando se sacrifica la privacidad o la honra de las personas, con tal de tirar una noticia que sea espectacular, pero sin que haya la efectiva comprobación.

 

Por eso es que hay una gran responsabilidad de todos nosotros, desde el punto de vista de ejercer esa libertad responsablemente, y los medios para ser muy diligentes en alcanzar la mayor verdad posible, preocuparse de no dañar injustificadamente y servir al sistema democrático, desde un punto de vista positivo y no negativo”.

 

¿Cuál es el rol de la Corte Suprema para garantizar este derecho?
“La Corte Suprema es el último bastión dentro de la judicialización de una situación. Nosotros, particularmente, conocemos de esas situaciones por la vía de acciones cautelares, como es el recurso de protección.

 

Nosotros somos segunda instancia, después de las Cortes de Apelaciones y, por eso, nos corresponde determinar los límites naturales de la libertad de expresión, cuáles son situaciones de abuso, cuándo efectivamente hay interés público, cuándo se ha buscado la veracidad, cuándo puede haber habido daño o afectación, pero tiene una justificación.

 

En definitiva, dar la cautela que se requiere para proteger a las personas, servir a la persona humana, que es el propósito final”.

 

Desde el punto de vista jurídico. ¿Cuál es el límite de la libertad de expresión?

“Los derechos de los demás, o sea, no dañar los derechos de los demás, salvo que haya una razón muy justificada como, por ejemplo, denunciar un delito y, en consecuencia, que no afecte a los demás gratuitamente”.

 

¿Cuáles son los desafíos que tiene nuestro país en este ámbito?

“Creo que nuestro país tiene el desafío de un manejo responsable de las redes sociales. Hay mucha gente que las maneja de un modo irresponsable, que cree que las redes sociales son un espacio para litigar o para hacer justicia, pero esos son los tribunales, no corresponde que se usen las redes sociales para eso.

 

No hay que abusar de las redes sociales con acoso o persecución de las personas, porque a veces, es un daño del que no se pueden reponer, sobre todo, en los jóvenes, donde hay que ser cuidadosos. No mentir, no inventar noticias, sino que decir efectivamente lo que pasa, pero sí ser muy valiente en denunciar aquello que corresponde denunciar, cuando haya que denunciarlo. También evidenciar que hay situaciones que tienen que ser conocidas, porque parte de la democracia es conocer lo que está pasando, sea bueno o malo, y aunque sea incómodo”.

  

¿Por qué es tan importante garantizar este derecho para las personas?

“Porque si este derecho no se garantiza, es muy probable que otros muchos derechos no tengan efectivamente un correlato de protección. Esta es una garantía basal y, en consecuencia, sobre la libertad de expresión hay muchos otros derechos que se construyen, y una democracia no existe sin libertad de expresión”.

Volver