Miércoles, 19 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos nubosos con lluvia debil
Audiencia probatoria se prolongó ayer por cuatro horas

Sin acuerdo avanza juicio por supuesta discriminación

En el Segundo Juzgado de Policía Local de Talca declararon los testigos de la parte demandada y demandante

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 21 de Diciembre 2017

TALCA.- Por cuatro horas se prolongó ayer la audiencia probatoria, realizada en el Segundo Juzgado de Policía Local de Talca, en el contexto de un juicio por una denuncia de discriminación contra un joven discapacitado, donde la parte demandada es el Supermercado Mayorista 21.
Así, llegaron hasta el tribunal la abogada Angélica Caro, quien ejecuta un convenio de la Corporación de Asistencia Judicial y el Servicio Nacional de la Discapacidad (Senadis); quien tuvo como contraparte a la también abogada, Patricia Molina, por la empresa demandada en el juicio.
Ambas partes llevaron sus pruebas testimoniales y documentales. Por la empresa acudió un supervisor en calidad de testigo; mientras por la demandante se presentó la familia de la víctima, el joven Felipe González Calderón, quien sufre encefalitis y presenta una discapacidad acreditada legalmente.

 

NO HUBO ACUERDO
La abogada Angélica Caro, explicó que durante la audiencia se discutió una propuesta de acuerdo realizada por la parte demandante, pero que no tuvo respuesta positiva de parte del supermercado. Añadió que sus representados están dispuestos a una conciliación.
“Por la parte denunciada no hubo acuerdo. Mi parte siempre ha estado dispuesta, en tanto ellos asuman un grado de responsabilidad y pidan las disculpas pertinentes. Pero no hay disposicíon y por ello, tenemos que seguir adelante”, indicó la abogada.
También explicó que la siguiente etapa del juicio consiste en una “absolución de posiciones” donde se citó al representante legal del supermercado, quien deberá responder a un cuestionario. Precisó que también se solicitó a la empresa que exhiba las grabaciones de las cámaras de seguridad, aunque advirtió que “ahora nos dicen que esas grabaciones se borran cada quince días. Ellos sólo presentaron un testigo, pero está acreditado por nuestra parte que, efectivamente, hubo una discriminación y que afectó a una persona con discapacidad”.


Hernán Espinoza

Volver

Comentarios