Martes, 25 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
Leslie Hernández mantuvo su derecho a guardar silencio

Sin la declaración de la imputada partió juicio por asesinato de asistente policial

Defensa de la acusada pidió su absolución y afirmó que demostrará que actuó bajo un estado “crepuscular”, mientras que la fiscalía y la parte querellante -por separado- exigieron condenas por homicidio calificado y parricidio

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 12 de Enero 2017

TALCA.- Sin que la imputada hiciera uso de la palabra y con la advertencia de la presidenta de la sala, magistrada Constanza Sutter, de que la oportunidad de declarar es al comienzo del juicio, comenzaron ayer las audiencias en el Tribunal Oral de Talca por el asesinato de un asistente policial de la PDI de esta ciudad.

La víctima es el joven, Cristopher Formandoy, quien trabajaba en el Laboratorio de Criminalística Regional (Lacrim). La acusada es su novia, Leslie Hernández, con quien el joven terminó su relación amorosa justamente horas antes de que se desatara la tragedia, a primera hora del 21 de septiembre del año 2015.

La acusación de la fiscalía y de la parte querellante, indica que Leslie Hernández tomó el arma institucional del asistente policial y le disparó casi a quemarropa, provocando su muerte. Luego, la mujer se autoinfirió una lesión en la cabeza con la misma arma de fuego, que finalmente resultó ser un rozón de proyectil balístico.

 

“FRÍA Y CALCULADA”

Así lo recordó el fiscal jefe de Talca, Héctor de la Fuente, en su alegato de apertura, al señalar que los hechos constituyen un homicidio calificado, con la circunstancia de la alevosía, exigiendo una sanción de 18 años de cárcel. “Aquí hubo una actuación fría y calculada, de causar la muerte a quien decidió cambiarla por otra”, dijo.

“Pretendemos probar con prueba documental y controvirtiendo un peritaje que presentará la defensa, que carece de elementos técnicos la pericia que pretende señalar que aquí hubo un estado crepuscular. Ese estado crepuscular tiene, a lo menos, una laguna, generada solo para favorecer la teoría del caso de la defensa”, agregó.

El fiscal subrayó que “la imputada tomó el arma de fuego, hizo lo que llaman pasar bala y esperó que la víctima estuviera de espaldas, para dispararle a muy corta distancia. Entre la punta del cañón y el cuerpo de la víctima no había más allá de un metro de distancia. Y los disparos que ella se autoinfirió no tienen ánimo suicida”.

 

DEFENSA Y

QUERELLANTE

Por su parte, el abogado, Luciano Fouillioux, replicó a la fiscalía sosteniendo que “vamos a pedir la absolución de mi representada. Esta defensa estima que no hay nada que venga mejor como concepto a esto que sucedió, como una tragedia por ambos lados. Doña Leslie Hernández no es una asesina y nunca lo ha sido”. 

“Doña Leslie no es una delincuente. Durante todo el transcurso de este juicio, se va a discutir la voluntariedad y el estado transitorio de consciencia. Esto se refiere al estado crepuscular, en relación a cómo ocurrieron los hechos, como fue catalogado por el hospital psiquiátrico Horwitz de Santiago”, afirmó.

Por su parte, Grace Salazar, como parte querellante, exigió una condena de presidio perpetuo calificado por parricidio, con la agravante de premeditación, además de una indemnización por daño moral de 100 millones de pesos. “Ambos tenían una relación sentimental de años que se transformó en convivencia”, indicó.

Volver

Comentarios