Domingo, 23 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
Veredicto final se dictará el 2 de febrero

Tribunal declaró culpable a mujer que asesinó al PDI Cristopher Formandoy

La acusada podría ser condenada a 20 años de cárcel por el crimen calificado de agravante con alevosía

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 25 de Enero 2017

TALCA.- Tras evaluar los elementos de prueba reunidos durante la audiencia preliminar y, según lo establecido en las normas del Código Procesal Penal, la primera sala del Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Talca encontró culpable a la ciudadana Leslie Hernández del asesinato del PDI Cristopher Formandoy y podría ser condenada a 20 años de prisión.

Hernández y Formandoy mantuvieron una relación sentimental de pololeo durante seis meses aproximadamente. Sin embargo, tras producirse la ruptura de dicho amorío, la mujer decidió acabar con la vida del funcionario. El hecho ocurrió el pasado 21 de septiembre de 2015.

Mientras Formandoy se encontraba en la cocina de su domicilio, ubicado en la Torre R del Parque Estero de Piduco, Leslie tomó el arma y le propinó un disparo en la espalda, ocasionándole un hemotórax masivo por lesión balística. Durante la audiencia se conoció que la pistola (marca Jericho semiautomática, calibre 9mm) pertenecía al hombre.

Luego del fatal hecho, la mujer se autoinfirió dos disparos, uno en la región facial izquierda, acto que le provocó una lesión craneoencefálica y otro en el tórax. Los magistrados a cargo del caso también dictaron detención preventiva para la acusada, hasta conocer el veredicto final el próximo jueves 2 de febrero.

 

ACTUACIÓN EN ESTADO CREPUSCULAR

Según un diagnóstico expuesto por la psicóloga Sandra Moogle, del hospital José Horwitz de Santiago, Leslie Hernández habría actuado bajo estado crepuscular psicogénico con ideaciones suicidas. Por tanto, la acusada tendría calidad de inimputable ante la justicia. Dicho relato, constituía la prueba fundamental de la parte defensora.

Sin embargo, los magistrados descartaron esta prueba y la tildaron de “una mera hipótesis” ya no existen antecedentes de una estructura de personalidad. Además, no se puede comprobar si el estado crepuscular se produjo antes del hecho o si era una consecuencia del haberle causado la muerte al ser amado o el traumatismo encefalocraneano provocado por uno de los disparos que se propinó la acusada.

 

DECISIÓN ACERTADA

Grace Salazar, abogada de la parte querellante, aseguró la condición de “agravante con alevosía” era lo que correspondía al caso. Por ello, se siente satisfecha con la decisión del Tribunal. En su opinión, Leslie Hernández no actuó bajo una noción mental transitoria.

“Estamos muy conformes, pues el Tribunal valoró correctamente el informe médico. No queremos decir que los especialistas del hospital José Horwitz sean negligentes, al contrario, son personas muy profesionales. Sin embargo, en este caso no tuvieron en sus manos todos los antecedentes como para poder dilucidar un estado de alucinación mental como se pretendía argumentar por la defensa, simplemente porque tal realidad no existe”, expresó Salazar.

En este sentido, la parte querellante exigió la pena máxima para la acusada, lo cual podría rondar entre los 15 y 20 años de cárcel.

 

TRABAJO DEL MINISTERIO PÚBLICO

El fiscal de delitos funcionarios, Héctor de la Fuente, reiteró que la pena teórica para un caso como este fluctúa entre los 15 y 20 años. Por ello, el Ministerio Público ha solicitado que la acusada reciba una condena de 18 años.

Sobre la prueba presentada por la defensa de actuación bajo estado crepuscular, precisó que no hubo tal noción durante el acto criminal. “Es imposible conocer cuándo se presentó esta enfermedad (…) Los abogados de la acusada quisieron presentar una teoría para descartar la responsabilidad legal, pero no pudieron comprobarlo”.

Volver

Comentarios