Lunes, 24 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
A metros de un jardín infantil en el barrio norte de Talca

Una madre y su hijo, más un “ayudante” en moto, vendían cocaína y marihuana

OS-7 de Carabineros allanó el domicilio de la mujer, con el decomiso de droga avaluada en casi ocho millones de pesos, además de un arma de fuego y municiones

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 10 de Marzo 2018

TALCA.- Dando punto final a semanas de seguimientos y “puntos fijos” en el barrio norte de Talca, personal de la sección antidrogas OS-7 logró desbaratar une peligroso foco de tráfico que operaba en la Población Padre Hurtado, en las cercanías de un jardín infantil.
Allí se detuvo a dos adultos y un menor. Se trataba de Rafael Merino Sánchez, de 33 años; Amelia Valdés Rojas, de 37 años; y el hijo de esta última mujer, de apenas 16 años. Todos ellos eran observados hace largo tiempo por los policías.
Fueron los propios vecinos de la Población Padre Hurtado quienes realizaron las denuncias anónimas, revelando que en el domicilio de la mujer -ubicado en la calle 19 Norte- se vendía droga a adictos, incluso a plena luz del día.

 

VENTA Y COMISIÓN
Fue así que los agentes del OS-7 observaron cuando el menor de 16 años salía a la calle a entregar la droga. Sin embargo, la madre y el hijo no actuaban solos, porque tenían un “ayudante” o distribuidor que utilizaba una motocicleta para movilizarse.
De hecho, este sujeto recibía la droga y viajaba hasta las cercanías de la población, donde lo esperaban los verdaderos compradores. A cambio, esta persona se ganaba una “comisión” económica.
En uno de estos casos, el distribuidor realizó el encargo de una bolsa con 0,7 gramos de cocaína a un valor de 25 mil pesos. Al momento de la entrega, el comprador le pagó otros 10 mil por el traslado de la droga.

 

DINERO Y BALAS
Con todos estos antecedentes, la fiscalía coordinó una orden de registro de la vivienda. Con apoyo de la sección de Fuerzas Especiales y de la Cuarta Comisaría, los agentes del OS-7 efectuaron el allanamiento en la tarde del jueves.
Los resultados fueron inmediatos, por cuanto se decomisaron 276 gramos de clorhidrato de cocaína; 99 gramos de marihuana elaborada; más ocho plantas de cannabis sativa en proceso de crecimiento.
Pero no fue lo único, poruqe a la lista se sumó la incautación de una pistola marca Famae de 9 milímetros, con 41 munciones balísticas; así como 166 mil 750 pesos en dinero en efectivo atribuido a ganancias ilícitas.


A LA JUSTICIA
Según los cálculos policiales, el decomiso equivalen aproximadamente a 5 mil 500 dosis, con un avalúo estimado de casi ocho millones de pesos, todo ello, en caso que las drogas hubieran sido distribuidas a adictos.
El fiscal, Francisco Soto, con especialización para investigar delitos de tráfico de drogas, presentó cargos criminales contra los impiutados. El “ayudante” fue imputado por tráfico de drogas en pequeñas cantidades, al igual que el menor de 16 años; mientras la mujer fue sindicada por tráfico y cultivo de drogas, además de tenencia ilegal de armas y de municiones.
Así los dos adultos quedaron en prisión preventiva: Rafael Merino porque registra condenas previas y terminó de cumplir la última el año 2016; y Amelia Valdés por peligro de fuga. A su respecto, la jueza, Isabel Salas, del Juzgado de Garantía de Talca, aceptó fijar una fianza, pero con un monto de cinco millones de pesos.
Por su parte, el menor de 16 años quedó con la medida cautelar de arresto domiciliario nocturno. La jueza estableció en 90 días el plazo de cierre de la investigación. El capitán de Carabineros, Juan Carrasco, llamó a la ciudadanía a continua realizando denuncias, incluso anónimas, añadiendo que todos los antecedentes son chequeadas e investigadas por el OS-7.

Hernán Espinoza

Volver

Comentarios