Martes, 25 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos Nubosos
Robos en el sector han aumentado en 23% durante último año

Vecinos de Villa Lomas de Lircay aplican moderno sistema de alarma colectiva

Las cifras de las autoridades se basan en las denuncias efectuadas por las víctimas. Pero, no se descarta una cifra ‘negra’ de personas que no declaran

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 27 de Junio 2017

TALCA.- Reforzado con rejas y panderetas, perros guardianes, un moderno sistema de alarma colectiva y hasta un grupo de Whatsapp para alertar recorrido de “sospechosos”, han sido alternativas usadas por los vecinos de la comunidad Villa Lomas de Lircay, en el norte de la ciudad, para prevenir ser víctimas de hurtos y robos en sus casas.

Sin embargo, los mecanismos no han sido suficientes y estos casos mantienen en alerta a los habitantes de la zona. A los hechos se suman los hurtos ocurridos en Villa Don Arturo, también en el sector norte de la ciudad y en la comunidad Panguilemito, dados a conocer por este medio durante los tres últimos meses.

A la fecha, al menos 20 vecinos han sido afectados en Villa Lomas de Lircay, los tres últimos casos sucedieron el fin de semana pasado, según informó Huberlinda Sánchez, presidenta de la junta de vecinos.

El ‘botín\' más usual son bombonas de gas y bicicletas.  “Es preocupante la situación. A una vecina le robaron y ella los vio, pero uno no puede enfrentar a estos tipos porque vienen con todo”, indica Sánchez.

 

CASOS

Sandra Oliva, habitante del sector, fue una de las víctimas del fin de semana, esta sería la tercera vez que la delincuencia toma su casa. Ella supone que ingresaron por el patio trasero.

“Mi marido trabaja en estructuras de aluminio y le llevaron todo tipo de herramientas, que tienen un valor aproximado de 250 mil pesos. Las otras veces sacaron una bicicleta y se llevaron otro tipo de herramientas que eran más caras”, dijo Oliva.

Efectuar la denuncia a Carabineros no fue una opción tomada esta vez por Sandra. “No realizamos la denuncia porque la última vez que llamamos a Carabineros, nos dijeron que nosotros estábamos expuestos a que robaran porque había un portón que no teníamos bien cerrado, como si uno tuviera la culpa que le entren a robar”, dijo.

Mudarse de casa fue la opción que tomó Paola Valdez, otra afectada, ante los hechos ocurridos. Ella residía en un pasaje cercano a la Avenida Lircay y ahora se alejó a unas cuadras más al oriente.

“El último robo fue en enero. Esa vez sacaron la protección, robaron computadores, zapatos, plata, mochila, bastantes cosas. Y en septiembre habían entrado”, dijo Valdez.

 

CARABINEROS

Una distinción entre hurtos y robos a casas hace el mayor Mauricio Bascuñán, de la Cuarta Comisaría de Carabineros de Talca. En el primer caso la cifra disminuyó, mientras que los robos aumentaron en comparación al mismo período del año pasado.

Bascuñán explica que los hurtos solo se refieren a hechos que no implique uso de fuerza ni escalamiento de paredes o rejas y ocurre cuando los delincuentes ingresan a la vivienda porque sus puertas quedan abiertas.  Al saltar las cercas o forzar las puertas, se trata de un robo.

En Villa Lomas de Lircay, en lo que va de 2017, han sido denunciados 16 casos en la zona. Mientras que en 2016, se registraron 13 casos, lo que representa un aumento de 23% de casos.

El llamado de la autoridad en estos casos es a identificar los sectores débiles de las casas y en la comunidad, como zonas con poca iluminación o sitios eriazos que no estén cerrados.

Entretanto, el delito de hurto disminuyó en la zona un 30% en comparación al mismo período de 2016. El año pasado hubo nueve casos denunciados y este año se han registrado seis.

Estas cifras no implican que no exista una cifra negra de personas que no denuncien. 

“Para carabineros en el patrullaje diario que realiza es difícil de detectar y sorprender a las personas que hurtan especies porque ingresan a los domicilio cuando las rejas están abiertas. En eso, focalizamos campañas preventivas con nuestra patrulla comunitaria, tratamos de concientizar a los vecinos para que la reja exterior y las especies de valor no queden a la vista de las personas”, explicó Bascuñán.

En un sondeo general por la zona norte de la ciudad y el sector Carlos Trupp, correspondiente a la cuarta comisaría, los hurtos y robos en casa han disminuido respecto al 2016.

A la fecha han sido denunciados 432 hurtos y durante el mismo período de 2016, denunciaron 453 casos. La cifra de los robos en casas, bajó de 378 el año pasado a 346 en lo que va de 2017.

Sea el caso de hurto o robo, Carabineros insta a efectuar la denuncia con los mayores antecedentes posibles. Con esta información la institución busca focalizar los servicios.

Wendy Lucena

 

Volver

Comentarios