Agenda de Simplificación Regulatoria

19 Abril   292   Opinión   Matías Pinochet Aubele
Columnista Diario El Centro Matías Pinochet Aubele
Matías Pinochet Aubele

Seremi de Economía, Fomento y Turismo Región del Maule

Con el fin de impulsar la productividad y la competitividad del país, es que el presidente Sebastián Piñera, lanzó la agenda de Simplificación Regulatoria para lo cual firmó un Proyecto de Ley, además de dos instructivos presidenciales.
Chile tiene la mayor complejidad de procesos regulatorios dentro de los países OCDE. Una de las causas es la existencia de más de 300.000 normas, entre las que se encuentran leyes, decretos leyes, decretos con fuerza de ley, reglamentos y otras regulaciones administrativas de rango inferior. Este verdadero entramado normativo es prueba clara de un ordenamiento jurídico que ha crecido en exceso, socavando con ello, en algunos casos, la certeza jurídica.
Estos excesos en las regulaciones y en los reglamentos, muchas veces resultan contradictorios y no hacen bien, atentando contra la productividad y competitividad del país, pues produce ineficiencia en el empleo de los recursos y desincentiva el emprendimiento y la actividad económica en general.
Por esto el Gobierno decidió limpiar, simplificar las disposiciones y regulaciones, por lo que el proyecto de Ley firmado apunta a derogar 100 leyes creadas hasta el año 1927, que el Congreso Nacional ha derogado tácitamente mediante legislación posterior o bien, se trata de normativas que hoy resultan inaplicables, están en desuso u obsoletas.
La iniciativa, además, exigirá que todos los proyectos de ley deban señalar explícitamente las leyes que deban ser derogadas producto de la nueva normativa; creará una institucionalidad permanente de revisión y adecuación o derogación de las leyes vigentes cada cuatro años.
Por otra parte, el Presidente Piñera firmó un instructivo que ordena a todos los ministerios que los anteproyectos de ley, indicaciones o propuestas de reglamentos deberán señalar expresamente las leyes o normas que deban derogarse producto de esa nueva regulación. Asimismo, el mandatario firmó un segundo instructivo presidencial que ordena incorporar las directrices de la “Guía Chilena para una Buena Regulación”, que apunta a asegurar un marco que promueva la productividad y competitividad, de tal forma de tener una nueva metodología para los informes de Productividad.
El proceso de detección de todas estas regulaciones y trabas burocráticas, así como también el desarrollo de políticas públicas para simplificar el proceso regulatorio en Chile, ha sido liderado por la Oficina de Productividad y Emprendimiento Nacional (OPEN) del Ministerio de Economía.