Allende

28 Junio 2018   452   Opinión   Jorge Navarrete Bustamante
Columnista Diario El Centro Jorge Navarrete Bustamante
Jorge Navarrete Bustamante

Salvador Allende Gossens nació en junio 26 de 1908, hace precisamente 110 años. Médico de profesión. Desde muy joven fue líder del Partido Socialista de Chile, elegido diputado en 1937, posteriormente ministro de Salubridad Pública en el gobierno de Pedro Aguirre Cerda, y senador desde 1945 hasta 1970, cuando llegó a la Presidencia de la República.

Su muerte en defensa de los principios democráticos conturbó el corazón de los humanistas en todo el mundo.
Hoy, líderes a escala planetaria reconocen su legado moral y vigencia de su proyecto político, especialmente la nacionalización de sus riquezas básicas.
El origen de los Allende es vasco. Sus antepasados llegaron a Chile el siglo XVII, destacándose entre las familias notables desde mediados del siglo XIX. El más sobresaliente de la familia fue su abuelo Ramón Allende Padín, El Rojo, radical y Gran Maestro de la Masonería.
Su padre Salvador Allende Castro fue también radical y masón. Se hizo conocido por sus dotes políticas y su entusiasmo por la chilenización de Tacna, Arica y Tarapacá. Contrajo matrimonio con Laura Gossens Uribe, hija de un inmigrante belga, naciendo Salvador Allende.
Su padre asumió responsabilidades en la administración pública, en diversas ciudades de Chile, y por ello los primeros ocho años de vida de Allende se desarrollaron en Tacna, a la sazón en posesión de Chile.
Estudió entonces, en el Liceo de Tacna, luego en Iquique; más tarde en el Instituto Nacional; en Valdivia y Valparaíso donde conoció a Juan Demarchi, viejo zapatero anarquista que, según el mismo Allende, tendría una influencia fundamental.
Decidió hacer el servicio militar en el Regimiento de Lanceros de Tacna. En 1926, ingresó a la Universidad de Chile y fue elegido vicepresidente de la FECH, siendo detenido en los meses previos a la caída de la dictadura de Ibáñez, donde se enteró que su padre agonizaba debido a una grave enfermedad. Le permitieron salir y consiguió verlo en sus últimos instantes.
Allende se gradúa de médico en 1933, con la vigente tesis “Higiene mental y delincuencia”. Ese mismo año participó en la fundación del Partido Socialista de Chile, permaneciendo en él durante toda su vida. Dos años después se une a la Masonería abrazando indeleblemente sus principios, más precisamente a la Logia Hiram Nº 86, llegando a ser su Venerable Maestro. En la actualidad una Logia lleva su nombre, con el Nº 191; en su fundación, recuerdo, muchos socialistas masones viajamos desde Talca.
El sábado pasado, nuestro Partido Socialista realizó su “Conferencia Nacional de Organización y Programática” que distinguió con su nombre, su legado y perspectiva.
El construir una sociedad socialista en democracia, pluralismo y libertad es hoy ya más fuerte que antes por este preñado mundo de codicia neoliberal, individualismo egoísta, y debilidad axiológica.
Ya existen monumentos en honor a Allende en muchas calles y plazas del mundo civilizado, y en naciones explotadas…También en frente de La Moneda, Santiago de Chile.
Allende, siempre Allende…