Jueves, 23 de Mayo de 2019

Opinión

Aniversario de Talca

Ervin Castillo A.

Fundación Talca

277 años no se cumplen todos los días. Claro, y es que, durante el fin de semana recién pasado, la Capital de la Región del Maule celebró un nuevo Aniversario, acompañada de una grata ceremonia que supo reconocer en vida a 3 personas que han significado para la Ciudad un inconmensurable aporte. Las hermanas Rosa y Regina Guerrero, galardonadas como ciudadanas beneméritas de la ciudad, por su legado en materia de gastronomía y del cultivo de nuestras tradiciones, esas que pese a los años se resisten a morir, orquestadas de lo más rico de la cultura maulina con una “pichanga” acompañada de un rico vinito. También, y con la calidad de ciudadano Ilustre, fue premiado el oriundo de Lebu, don Luis Cerda Castro, destacado dirigente gremial del Poder Judicial local y sobre todas las cosas, histórico e influyente dirigente del básquetbol local y nacional, creador de la extinta Dimayor y cabecilla como Presidente de todos los títulos del querido Quijote talquino Español. Hoy alejado de las actividades dirigenciales, los hinchas lo extrañamos profundamente.
Es el Talca de las hermanas Guerrero de Paso Moya, de hombres relevantes como Luis Cerda, es la ciudad de los parques, de los mejores completos del país, del centenario Club de Deportes Rangers, del origen araucano que nos simboliza como la Ciudad del Trueno, la ciudad del Cerro La Virgen, Río Claro, Canal Baeza y Estero Piduco y del Diario El Centro.
Talca, fundada en primera oportunidad a finales del siglo XVII por el gobernador Marín de Poveda, y refundada como Villa San Agustín a mediados del siglo XVIII por el gobernador José Manso de Velasco, hoy enfrenta desafíos importantes de cara al futuro, emplazada en el Valle centro sur, aspira a convertirse en una ciudad moderna y pujante como lo fue desde sus inicios, conducida actualmente por el alcalde Juan Carlos Díaz, persona que conoce como pocos la función municipal ello por su extensa trayectoria como funcionario del municipio que hoy dirige como edil. Su experiencia en el ámbito público son prenda de garantía para la inmensa mayoría de sus habitantes.
Desafíos pendientes los habrá siempre, pero con fuerza y nitidez, podemos decir que el presente y el futuro de Talca resultan prometedores. En esta tarea, todos tenemos algo que aportar. Que así sea, por Talca y nuestra gente.

Volver a opinión