Antonio Horvath Kiss, gran federal

02 Junio 2018   1019   Opinión   Diego Benavente M.
Columnista Diario El Centro Diego Benavente M.
Diego Benavente M.

Ingeniero civil, U. de Concepción

Fue muy triste tener que despedir a un amigo como Antonio Horvath Kiss, con quien nos unió un cuarto de siglo de lucha regionalista coronada con la creación de Los Federales, regionalistas en acción. Un agresivo cáncer se lo llevó y dejó a la Patagonia, a Aysén y a los regionalistas muy tristes, sin duda echaremos de menos su entrega, bonhomía y amistad.
Haciendo recuerdos, el año 1993 nace en Temuco Mundo Acción Regional para contribuir a nivel regional a la descentralización del país. Otro acontecimiento posterior del regionalismo lo constituyó la conformación de la Bancada Regionalista, liderada por el diputado por Talcahuano Víctor Barrueto y el senador por Aysén Antonio Horvath.
Este último habiéndose enterado del MAR nos visitó en Temuco y desde esa oportunidad se inició una comunicación fluida en pos de los objetivos regionalistas. Uno de los hitos que marcarían esta estrecha relación, lo fue la organización de la Cumbre de la Gente de Regiones, que se hizo de manera alternativa a la oficial organizada por CorChile y el Gobierno, por parte de los movimientos regionalistas y ecologistas del país.
La postura disidente de los regionalistas frente a la Cumbre oficial de las Regiones, se produjo fundamentalmente como un gesto de malestar frente a la eliminación por parte de CorChile de la elección de los Intendentes Regionales de las prioridades a conquistar. Esta aspiración ha sido y fue siempre, la bandera de lucha más sentida por los regionalistas.
Poco tiempo después, con el senador Horvath y el diputado Barrueto, junto a Esteban Valenzuela y Luis Hernández convocamos al acto fundacional de Los Federales el 10 de septiembre de 1999. Con posterioridad se irían sumando nuevos integrantes en el desarrollo de múltiples acciones de protesta regionalista.
El 29 de abril de 2003 junto a distintas fuerzas regionalistas, Los Federales acompañaron desde la tribuna la votación de la ley de casinos en la Cámara de Diputados, que ya se daba por perdida. Con un logotipo que resultó emblemático para la ocasión y la presión regionalista, se logró que por 76 a 24 votos por primera vez en la historia de Chile se aprobara una discriminación positiva hacia las regiones, rechazándose el que se pudiera instalar casinos en Santiago. Fue el gran hito regionalista que demostró el peso de la mayoría parlamentaria regional, frente a una causa mayor donde las órdenes de partido no influyeron.
Antonio Horvath fue parte importante de aquel logro, Los Federales de riguroso negro despedimos al querido amigo.