Claves para maximizar el retorno de la inversión en la nube

23 Octubre 2018   1750   Opinión   Rubén Belluomo
Columnista Diario El Centro Rubén Belluomo
Rubén Belluomo

Gerente Comercial de Infor Cono Sur

Las empresas actuales enfrentan innumerables retos para ser competitivas en un mercado cambiante y muy exigente que no da margen a error. Es por esto, que la tecnología, especialmente el software para la gestión empresarial, juega un rol sumamente importante para ayudar a lograr la competitividad. Sin embargo, en muchos casos, la compra de licencias adicionales para expandir el software on premise puede resultar prohibitivamente caro para muchas empresas.
Por otra parte, los bajos costos de inversión de las soluciones en la nube, donde el software se aloja virtualmente y se accede desde cualquier lugar que tenga acceso a internet, significa que el momento de la adquisición no es un momento de colapso financiero. De esta forma, podríamos decir que la implementación en la nube también es conveniente para las empresas globales o con sucursales y sitios múltiples.
Asimismo, la posibilidad de hacer upgrades de software y que sea consistente en distintas geografías, es un beneficio clave. Esto facilita las actualizaciones de todo tipo de cambios, como reglas financieras, normas impositivas y también poder mantener reglas centrales con procesos estandarizados que se comunican con precisión a todas las partes involucradas.
En una época de avances tecnológicos como la pantalla táctil y aplicaciones de todo tipo, el cloud computing ha logrado grandes avances con una rápida evolución en lo que respecta a la experiencia del usuario, ya que el software sencillo facilita la adopción de los usuarios y es más económico al precisar menor capacitación.
Con todos estos beneficios es fácil ver por qué la nube se ha vuelto muy atractiva en los últimos años, sin embargo, existen algunos retos que se deben superar para lograr el mayor retorno de la inversión.
Integración. Las empresas cuentan con décadas de distintos sistemas funcionando, y resulta fundamental unificar todos estos procesos separados. Este proyecto resulta crítico y se necesita nueva tecnología para lograr mejoras en la productividad en toda la organización.
Sin embargo, la necesidad de integrar no debe ser una carga. El uso de estándares abiertos, pueden hacer que al proyecto de unificaciones sea más rápido sin comprometer la conectividad en las empresas.
Visibilidad. Uno de los beneficios claves de los sistemas integrados es que el negocio cuenta con nuevos niveles de visibilidad. Con esta nueva formación, ésta puede usarse para realizar comparaciones precisas entre procesos, actividades y resultados. Así, el uso de datos completos y precisos puede usarse para una toma de decisiones inteligente, ya que el software permite tener acceso completo a los datos.
Análisis. No tiene mucho sentido poder acceder a los datos de los distintos sistemas, si el software no permite una toma de decisiones de forma coherente. En ese sentido, es importante contar con la habilidad de analizar y presentar gran cantidad de información de forma rápida y clara. Así también, los datos operacionales complejos deben desplegarse de manera consistente y fácil de entender.