Cuentas con riesgo de incobrabilidad

20 Abril   307   Opinión   Waldo Catalán Fuentes
Columnista Diario El Centro
Waldo Catalán Fuentes

Socio Líder de Auditoría, Auren Chile (www.auren.com) Contador Público y Auditor Diplomado IFRS

Un cambio importante ha sido introducido en las normas NIIF /IFRS, actualmente de aplicación obligatoria en Chile, respecto de la forma de determinar el deterioro de valor de instrumentos financieros, entre los cuales están las cuentas y los documentos por cobrar comerciales.

Para calcular la provisión de cuentas incobrables normalmente la administración de la empresa clasifica sus cuentas por cobrar según su antigüedad (enfoque de pérdida incurrida).
La norma NIIF 9 denominada “Instrumentos financieros” incorporó nuevos elementos de evaluación para determinar y cuantificar el deterioro de valor de los instrumentos financieros, pasando de un método de evaluación de la pérdida incurrida al de estimación de la pérdida esperada. Esto significa que no solo hay que identificar la pérdida asociada a “la foto” de la cartera a la fecha del balance, sino que se debe incorporar otros elementos que permitan proyectar ciertos parámetros de potencial pérdida por incobrabilidad (scoring crediticio), que debe basarse en modelos de análisis de datos de comportamiento de la cartera que pronostiquen su nivel de cumplimiento pagos. Por ejemplo:
(i) Si al realizar la evaluación de un nuevo cliente la empresa le solicita antecedentes financieros y encuentra el registro algún nivel de morosidad o incumplimiento en el sistema financiero, igual puede decidir abrirle una línea de crédito para tenerle como cliente, pero debería generar un modelo de evaluación que asigne a este cliente un factor de riesgo superior a otro que no presente historial de morosidad. Dichos factores diferenciados de riego crediticio obligaría a la empresa a efectuar una provisión sobre los saldos por cobrar al cliente con historial de morosidad, aunque en la empresa que lo aceptó como cliente no registre deudas vencidas aún.
(ii)En otro caso, usted puede establecer riesgos a clientes pertenecientes a diferentes áreas de la actividad económica (agricultura, construcción, comercio, turismo y otros). En cada caso debería asociar a cada actividad a un parámetro macroeconómico relevante e incidentes en dicha actividad (ej. tipo de cambio del dólar, indicadores de la actividad de la construcción, Imacec, PIB, etc.). De esta forma, si por ejemplo aumenta o disminuye la tasa de cambio del dólar, baja los indicadores de la construcción o aumentan la tasa de inversión, el modelo definido generaría automáticamente los cambios en las estimaciones financieras de deudas incobrables y en la provisión contable respectiva. Usted debe también considerar los efectos tributarios de dichos ajustes.