Curicó: docencia masónica II

21 Junio 2018   1192   Opinión   Jorge Navarrete Bustamante
Columnista Diario El Centro Jorge Navarrete Bustamante
Jorge Navarrete Bustamante

Mañana viernes empiezan en Curicó las Jornadas Nacionales de Docencia Masónica. Participaran 990 francmasones de todo Chile.

Parte con un panel de reflexión sobre “¿Cómo educar hoy a los ciudadanos del futuro?”, compuesto por personalidades –no todos miembros de la Orden- como el rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi, el rector de nuestra Universidad de Talca, Álvaro Rojas Marín, y el Gran Maestro de la Masonería chilena, y ex rector de la U de Chile, Luis Riveros Cornejo.
Ello es un obsequio para la comunidad maulina pues aun teniendo nuestra región una universidad y ciertos colegios de calidad, como promedio presenta más analfabetos en Chile (sobre 6%); y una fuerza de trabajo en que sólo el 43 % ha terminado enseñanza básica.
Por lo mismo, la francmasonería ha sido inalterablemente vanguardista por una mejor calidad en la educación pública, laica y gratuita en Chile.
La jornada docente continúa el sábado, donde los francmasones de Chile estudiaremos más ética y más moral sobre una línea de base histórica para proyectar nuestra praxis individual, y a veces colectiva, en pos de enseñar a conjugar y practicar mejor la axiología en todos los ámbitos y lugares de nuestra patria.
Para ello, las 240 logias que abrigan a 13.000 francmasones en Chile, han enviado ya sus respectivos aportes.
Simultáneamente, habrá seminarios con reconocidos científicos sobre “El origen de todo según la astronomía contemporánea”, y con expertos sobre “Integración global”.
Es bonito ser francmasón. Cierto, cada uno de nosotros después de laborar en nuestras actividades cotidianas, de intentar ser un buen padre de familia, colega, vecino y ciudadano -como toda persona de bien- adicionalmente asistimos a Logia, lugar donde estudiamos hermanados filosofía, historia, cultura, política, ética y ciencia, las que complementamos con prácticas simbólicas e iniciáticas -como método didáctico- para corregir nuestros respectivos “defectos de herencia”, y construir consubstancialmente una sociedad concreta más justa, fraternal y perfecta.
Y todo ello lo hacemos no con una esperanza de salvación religiosa, sino inspirados en la cosmovisión laica de que hacer siempre el bien, es también bueno para todo ser humano, para nuestras familias, y para una sana convivencia “glocal”.
Coherentemente, los hermanos Aprendices de mi logia “Ciencia y Virtud” Nº 239, apoyarán este momentum masónico compartiéndolo a través de nuestra recién creada radio digital, cuyo nombre “Mozart”, encarna el hermoso sentimiento de Fraternidad universal.
En fin, una vez más los francmasones curicanos han demostrado una excepcional capacidad organizativa en todos sus puntos y sentidos, motivados por el liderazgo integral de Enrique Bravo Rocco que siempre cataliza un ya arraigado trabajo de equipo inter logial: siempre creativo, eficiente, diligente, eficaz y fraternal, sello tan distintivo y deseable en todo ámbito y escala territorial.
Gracias, francmasones libres de Curicó… Manos a la Obra.