Efectos de una guerra comercial

27 Abril 2018   1446   Opinión   Jennifer Rivera Arroyo
Columnista Diario El Centro
Jennifer Rivera Arroyo

Vicedecana Facultad de Administración y Negocios, Universidad Autónoma de Chile

Durante las últimas semanas el concepto “guerra comercial” se ha tomado la agenda tanto nacional como internacional, instalándose en el debate público no sólo por sus ribetes políticos sino también por sus consecuencias a nivel económico y social en el espectro local y mundial.
La controvertida administración Trump, ha generado una serie de disposiciones en torno a implementar activamente el proteccionismo sobre sus industrias, lo que se ha traducido en una serie de restricciones basadas esencialmente en la generación de barreras arancelarias para los productos importados, lo que a la larga se traduce en términos prácticos en una especie de cierre parcial de sus fronteras, en pro de favorecer los productos generados internamente.
Lo anterior, ha sido leído por los mercados como señales de incertidumbre, que explican en gran medida los efectos pasados, actuales y futuros sobre las bolsas mundiales, cotizaciones de los comodities y divisas, e indicadores y mediciones diversas sobre la confianza y actividad económica tanto a nivel nacional como internacional.
Como una manera de evidenciar los impactos, basta con revisar algunas cifras: Por ejemplo: a nivel local el Indicador de Incertidumbre Económica (IEC) aumentó en marzo desde 86 a 102 puntos de acuerdo la última evaluación que elabora Clapes UC, la bolsa de valores por su parte, retrocedió varios puntos, en línea con los resultados de las bolsas internacionales, también se prevé una menor demanda por algunos productos que exportamos, así como la proyección que evidencia una caída en la cotización de los comodities derivada de este conflicto (lo que no sólo repercutirá negativamente en la cotización internacional de nuestro cobre sino que también afectará las arcas fiscales, debido a la menor recaudación fiscal que subyace a los efectos de un descenso en la cotización internacional del metal rojo).
Con todo, habrá que estar atentos a cada una de las señales que genere el protagonista de esta historia (USA), junto a los que lo acompañan (principalmente China y Rusia), tanto en lo referido a sus disposiciones actuales como a otras que pudieran surgir en esa misma línea, ya que sin duda nuestra pequeña economía cuan más o cuan menos sentirá dichos efectos