Miércoles, 19 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos nubosos con lluvia debil

Opinión

El bosque, implacable contra el cambio climático

Charles Kimber

Gerente Comercial y Asuntos Corporativos de Arauco

Cada día, el consenso científico en torno al cambio climático crece de manera rauda y las voces escépticas han ido extinguiendo su discurso. Y es que lo anterior quedó de manifiesto entre la comunidad científica en la COP21, conferencia mundial que consiguió suscribir con éxito un acuerdo entre casi 200 países para limitar el aumento en la temperatura global a 1,5 grados Celsius de acá al año 2100.

En este sentido, en la cita se ratificó el papel fundamental que juegan los bosques en la lucha contra el calentamiento global. Quizás el dato entregado más ilustrativo fue que el manejo sustentable de los bosques del mundo –de los que depende directamente la vida de más de mil quinientas millones de personas- podría reducir las emisiones globales hasta en un 50%.

Asimismo, los bosques juegan también un papel muy importante al ser un proveedor clave de la materia prima que se utiliza como fuente de un tipo de energía renovable no convencional (ERNC): la biomasa forestal, materia orgánica de origen vegetal. De hecho, según cifras de la Asociación de Generadoras de Chile A.G., la biomasa se constituye como la segunda fuente de ERNC en el Sistema Interconectado Central (SIC), aportando un 3% de la energía total.

Efectivamente, el crecimiento de la generación en base a biomasa forestal ha sido potente, ya que según un reciente estudio de CONAF, la capacidad instalada total de este tipo de energía ha venido creciendo significativamente en el país, situándose cerca de los 1.000 MW. En este ámbito, ARAUCO – uno de los mayores generadores de ERNC en el país- aporta excedentes de energía al sistema generados a partir de biomasa forestal renovable, los que representan un 2% de la generación del SIC.

En este sentido, y en concordancia con las proyecciones, en Arauco buscamos aumentar nuestra generación en el mediano plazo con la incorporación de tres nuevos proyectos, en distintas etapas de desarrollo, pasando de 600 MW  de capacidad instalada en la actualidad, a unos 960 MW en el futuro.

Así, la Industria Forestal juega un papel fundamental en la lucha contra el cambio climático, incrementando la captura de carbono mediante un manejo sustentable de sus bosques y la elaboración de productos que fijan carbono de la atmósfera y, por otro lado, desplazando energía fósil de la red eléctrica al generar excedentes de energía renovable neutra en carbono.

Volver a opinión

Comentarios