Martes, 17 de Octubre de 2017
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos Nubosos

Opinión

El cristianismo es más que una filosofía humana (Tercera parte)

SERGIO RODRIGUEZ VARELA

Consejo de Pastores.

Continuando con mi tema “el cristianismo  es más que una filosofía humana” como ya se expuso anteriormente, si vemos al cristianismo como religión entonces es la única que nos une con Dios (Juan 14:6). El cristianismo nace de las enseñanzas de Jesucristo quien cita innumerables veces las escrituras del AT. Al hacerlo,  encontramos especialmente que las  profecías relacionadas a su persona respecto a su primera venida tiene un cumplimento exacto (Isaías su nacimiento 7:14; su sufrimiento cap. 53), como a la vez,  también nos declaran su regreso por segunda vez para gobernar al mundo por un periodo de mil años, para lo cual, él  destruye los poderes del sistema imperante (la piedra que fue cortada no con  mano Daniel 2:34-35, Apoc. 20:1-4). 

El cristianismo es una revelación de Dios al hombre.  (Revelar = Apocalipsis gr. descorrer el velo).  Dios en su sabiduría se manifiesta gloriosamente en la creación (Gen. 1, Salmo 8; Salmo 19:1-4, Romanos 1:20) Su revelación en todas las escrituras (A y NT),  es progresiva desde   la creación misma y  hasta la manifestación culmine y perfecta en la persona de Cristo que es la encarnación del Verbo de Dios. Tal  revelación frente a las anteriores manifestaciones (parciales, fragmentarias)  es  definitiva y   perfecta. Hebreos 1:1-3: “Dios,  habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas, en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo,  a quien constituyó heredero de todo,  y por quien asimismo hizo el universo; el cual,  siendo el resplandor de su gloria,  y la imagen misma de su sustancia,  y quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder,  habiendo efectuado la purificación de nuestros pecados por medio de sí mismo,  se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas”.

El cristianismo es una revelación de Dios para lo cual él  nos deja su Palabra escrita (Biblia) y estas escrituras no son un libro más ya que los santos hombres que la escribieron, aproximadamente unos cuarenta autores de sus libros (sesenta y seis) quienes emplearon miles de años, fueron hombres  provenientes de distinto linaje, clase social (pastores  de ovejas, profetas, reyes, médicos, publicanos, pescadores y otros) vivieron en escenario geográfico distinto  y tres lenguas diferentes (Arameo, Hebreo y Griego). A la vez en ella encontramos un  periodo de silencio de cuatrocientos años entre Malaquías y Mateo, sin embargo  el pensamiento es único y uniforme (Génesis 1:1 y hasta Apocalipsis 22: 21) ¿Por qué esta uniformidad de pensamiento y objetivo? Porque su verdadero autor es Dios y no los hombres, él los  inspiró a través de su Espíritu Santo para darnos su palabra (2da. Pedro 1: 19-21). Dios en su sabiduría y soberanía  determinó darnos su verdad escrita acerca de Sí Mismo.  ¿Por qué debió ser escrita? Porque él sabía de la inexactitud y lo falible  de la tradición oral, por lo que en su amor determinó para toda la humanidad y de todos los tiempos lo que el hombre necesita conocer de él, como son sus atributos, su amor, su misericordia, su perdón, su galardón a quienes esperan en él, como también a quienes le rechazan (Mateo 25: 14-46).

Por último, toda filosofía humana por muy afamado que haya sido autor, terminará, más el cristianismo  trascenderá hasta la eternidad y Ud. lo verá. (Mateo 16:18; 24:35). Amén.

Volver a opinión

Comentarios