El evento más importante de toda la historia

23 Diciembre 2018   933   Opinión   SERGIO RODRIGUEZ VARELA
Columnista Diario El Centro SERGIO RODRIGUEZ VARELA
SERGIO RODRIGUEZ VARELA

Consejo de Pastores.

Las efemérides en la vida de las naciones como en la de los hombres, sin dudas son importantes, entre ellas tenemos por ejemplo la llegada del hombre a la luna que es una fecha trascendental e histórica en la aeronáutica mundial. El 21 de Julio de 1969 es tan importante que Richard Nixon, presidente de los EE. UU., llego a decir “este es el día más grande de la historia, la mayor hazaña de los hombres”. En el plano humano podría ser aceptable, no así en el plano celestial espiritual y humano terrenal. En el plano que acabo de describir, el hombre en sí, por sus propios meritos, jamás podría haber logrado unir las cosas celestiales con las terrenales, para tal hazaña se necesitaba un ser especial, un ser venido desde el cielo mismo y ese ser tan especial, es Jesucristo el Hijo de Dios Juan 8:23 “… Vosotros sois de abajo, yo soy de arriba; vosotros sois de este mundo, yo no soy de este mundo”.
Cuando Jesucristo vino al mundo, Pablo nos dice que él llevo a cabo el Plan de Dios el cual se había venido desarrollando de antes de la fundación del mundo y luego siguió a través de la historia desde Adán y con los descendientes de Abraham, pero sin lograr el objetivo. El Plan divino solo en Cristo alcanza su perfecta expresión Efesios 1:9-10 “…. el cual (Dios) se había propuesto en sí mismo, de reunir todas las cosas en Cristo, en la dispensación del cumplimiento de los tiempos, así las que están en los cielos, como las que están en la tierra”. Jesucristo, es el administrador o el mayordomo de la historia, la que ahora halla su plenitud y logra su último destino en él. Con el cumplimiento de los tiempos en Cristo como cabeza, el último destino del universo queda en él. Dios es Dios de la creación y de la historia, del presente y del futuro, y su Iglesia a de glorificar su santo nombre.
La venida de Cristo a esta tierra que tiene relación con la salvación del genero humano, sin dudas impacta al mundo de creyentes, es tan así, que su venida divide la historia de la humanidad, es por ello que para situar algún evento histórico, lo hacemos desde la perspectiva en que Cristo vino al mundo, por lo que tenemos un antes y un después de Cristo. Lo anterior también se produce en el plano humano personal, todos aquellos que hemos experimentado la llegada de Cristo a nuestras vidas y el poder disfrutar del glorioso cambio operado en nuestro interior mismo, podemos decir que en Cristo tenemos un antes y un después, ya que una vez que el Hijo de Dios actuó en nosotros, nuestras vidas fueron afectadas positivamente y nuca mas volvimos a ser los mismo. Sin dudas hemos experimentado a lo que la biblia le llama “El nuevo nacimiento”.
No podemos negar que la llegada del hombre a la luna fue algo extraordinario, el mundo vitoreo tal proeza del hombre. Sin embargo hace dos mil años atrás, se dio el Evento más importante de toda la historia, y este consistió en que el Hijo de Dios vino al mundo, ello no fue vitoreado, no hubo luces ni aplausos, solo José y María acompañados de un grupo de humildes pastores y de algunos animales. Desde aquel día, al mundo le nacía la esperanza, las nuevas de Salvación, con razón en aquel día los ángeles cantaron Lucas 2:14 “¡Gloria a Dios en las alturas, Y en la tierra paz, buena voluntad para con los hombres!” A todos mis lectores, les deseo una Feliz navidad. Dios les bendiga. Amén.