Lunes, 10 de Diciembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos

Opinión

El Moái

Juan Carlos Pérez

Licenciado en Historia. Egresado de Derecho.

Si bien las versiones no son precisas ni coincidentes, al parecer el Gobierno estaría interesado en apoyar la petición de la comunidad Rapa Nui, en orden a que Gran Bretaña devuelva una de esas colosales figuras de piedra, conocidas como Moái, que ingleses habrían sustraído de Isla de Pascua.
Digo que las versiones no son precisas, puesto que, según algunos, el Consejo de Ancianos de la isla habría hecho ahora la petición. Pero según el Alcalde de Rapa Nui, han sido varias las ocasiones a lo largo de los últimos cuarenta años, en que se ha planteado la solicitud. Hay quienes aseveraron que fue el Gobierno de Chile quien solicitó al Museo Británico la restitución. No obstante, el Ministro de Bienes Nacionales, Felipe Ward, señaló que recién mañana martes se reunirá con el Canciller, a fin de coordinar acciones de apoyo a la solicitud en cuestión. Mientras, autoridades del Museo aludido declaran no tener conocimiento de solicitud alguna, ni del gobierno chileno, ni de autoridades de la isla.
Lo cierto es que el Moái en cuestión, cuyo nombre es particularmente apropiado “Hoa Hakananai’a” que en idioma rapa nui se traduce como “el amigo robado”, es exhibido en la actualidad en una de las Salas principales del Museo Británico.
¿Cómo llegó allí? Pues, y en esto tiene razón la comunidad isleña, la figura fue sustraída, robada, por el inglés Richard Ashmore, capitán del navío Topaze, quien en 1868 junto a su tripulación y la ayuda de isleños, movieron el Moái de más de 4 toneladas y lo cargaron en el barco, trasladándolo a Londres, donde fue obsequiado a la reina Victoria en 1869. Y fue ésta quien lo destinó al British Museum, en que ha tenido diversas ubicaciones, estando hoy en la Sala 24, una de las más grandes de ese Museo.
¿Será correcto que el gobierno de Chile lidere las gestiones de reclamo y restitución, siendo que nosotros mismos tenemos 3 de esas figuras (una en Coquimbo otra en Viña del Mar y otra en Santiago)? Se podrá decir que Chile no las robó, puesto que Isla de Pascua es hoy territorio nacional, pero debemos recordar que la isla fue anexada a Chile sólo en 1888, en un proceso bastante poco respetuoso de los derechos, las libertades, las tradiciones ancestrales y la autodeterminación de los indígenas. Algunos isleños, con no poca razón, señalan que, así como los ingleses robaron este Moái en 1868, Chile les arrebató la Isla entera, en 1888.
El moái en cuestión es hoy la figura pascuense más fotografiada y conocida del mundo. Y dicha difusión se ha logrado, en gran medida, gracias a su privilegiada ubicación. De regresarlo a Isla de Pascua ¿se pedirá que los otros 9 moáis dispersos por Estados Unidos, Francia, El Vaticano y Rusia sean restituidos también? Y, de lograrse la devolución ¿se llevarán a Isla de Pascua, y se les exhibirá allá, considerando las limitantes (y costos) de acceso turístico que se está imponiendo a la Isla? ¿Se pondrán allí a resguardo del deterioro medioambiental, atentados vandálicos y, especialmente, se asegurará que estas figuras cumplirán su rol de difusión de la cultura rapanui allí, más que en los importantes Museos en que hoy se encuentran?

Volver a opinión

Comentarios