El nostálgico tiempo pasado

06 Mayo 2018   1109   Opinión   SERGIO RODRIGUEZ VARELA
Columnista Diario El Centro SERGIO RODRIGUEZ VARELA
SERGIO RODRIGUEZ VARELA

Consejo de Pastores.

Próximamente entrare a la tercera edad, al recordar mi infancia al termino de los cincuenta en donde no existía tanta tecnología como la actual, con seguridad puedo decir, que concuerdo totalmente con esta reflexión que años atrás llego a mis manos y que su autora expresa los males que aquejan a la actual sociedad en que vivimos.
Ella expresa: “Fui criada con principios morales comunes, cuando niña los ladrones tenían apariencia de ladrones y nuestra única preocupación en relación a la seguridad, era que los acomodadores de los cines nos expulsaran debido a los golpes que dábamos en el suelo con los pies…. Madres, padres, profesores, abuelos, tíos, vecinos, todos eran autoridad dignas de respeto y consideración. Cuando más próximos o más viejos, más afecto. Inimaginable responder maleducadamente a policías, maestros, a los más ancianos, o a las autoridades. Confiábamos en los adultos porque todos eran padres y madres de todos los muchachos de la cuadra…. Teníamos miedo apenas de lo oscuro, de los sapos de los film del terror. Hoy siento una tristeza infinita por todo lo que perdimos.
Regalías en presidio son materia votada en reuniones, Derechos humanos para criminales, pero deberes ilimitados para ciudadanos honestos. Pagar puntualmente las deudas es cosa de idiotas, pero no lo es la amnistía para los estafadores, Ladrones de traje y corbata, asesinos con cara de ángel, pedófilos de cabellos blancos.
¿Qué paso con nosotros? Profesores maltratados en las aulas, comerciantes amenazados por traficantes, rejas en nuestras ventanas y puertas. Niños en muchas partes muriendo de hambre. Autos que se valoran más que abrazos, e hijos que los quieren como regalo por haber pasado el año. Celulares en las mochilas de los recién salidos de los pañales. tvs. dvd, video juegos… ¿Qué vas a querer a cambio de un abrazo hijo mío?. ¿Qué hogares son esos? Jóvenes ausentes, Padres ausentes, Droga presente. ¿Qué es aquello? ¿Un árbol, una gallina, una flor?.
¿Cuándo fue que todo desapareció o se hizo ridículo? ¿Cuándo fue que olvide el nombre de mi vecino? ¿Cuándo fue que mire sin sentir miedo a los ojos del que me pide…? Quiero de vuelta mi dignidad y mi paz. Quiero de vuelta la Ley y el Orden, ¡Quiero libertad con seguridad!, ¡Quiero sacar las rejas de mi ventana para tocar las flores de mi jardín!, Quiero sentarme tranquilo en el porche o en el patio, y tener la puerta abierta en las noches de verano. Quiero la honestidad como motivo de orgullo. Quiero la vergüenza y la solidaridad. Quiero la esperanza, la alegría, Techos para todos, comida en la mesa….
Abajo el tener, “Viva el ser, Viva el retorno de la verdadera vida”, simple como una gota de lluvia, limpia como el cielo de abril, leve como la brisa de la mañana… Adoro mi mundo simple y común. ¿Podríamos volver a ser gente? ¿A disentir de lo absurdo? ¿A tener el amor, la solidaridad y la fraternidad como bases? ¿La indignación ante la falta de ética, de moral o de respeto? Quiero construir un mundo mejor, más justo, más humano, donde las personas respeten a las personas” Oh Dios, ayúdanos a volver a tus principios, ya que nuestra sociedad decae cada día mas. Si Señor Jesucristo, ayúdanos. Amen.