Esperanza en un mundo de sufrimientos (4ta. parte)

07 Abril   268   Opinión   SERGIO RODRIGUEZ VARELA
Columnista Diario El Centro SERGIO RODRIGUEZ VARELA
SERGIO RODRIGUEZ VARELA

Consejo de Pastores.

El sufrimiento es sin dudas lo que más se ve y se experimenta en este mundo, nadie jamás ha podido ni puede enajenarse de sus estragos. ¿Cuál es la razón o a que obedece el sufrimiento humano? Sin dudas las razones a que obedece el sufrimiento son muchas, todo depende de que óptica se mire, por ejemplo: algunas culturas la ven de la óptica espiritual, social y moral. Otros lo ven o lo asocian con la suerte y el destino, por lo que creen que sus vidas están determinadas por las estrellas o fuerzas sobrenaturales. Y para otros, el sufrimiento obedece a las condiciones económicas, sociales y a las políticas públicas creadas por políticos ineficientes en los estados.
Sea cual sea la causa a la que Ud., atribuye el sufrimiento, de una u otra manera este está presente en la sociedad y sus estragos son perceptibles en todos los seres humanos. Desde allí, la importancia de la revelación escritural, en que la Biblia, nos declara cual es la causa inicial del sufrimiento humano y que en Dios, en ningún momento estuvo en su voluntad que el hombre padeciera. La desobedecía del hombre a su creador, no solo fue un simple acto de no obedecer, sino lo que este implico con respecto a su creador. El hombre, al desobedecer a su creador, pone en dudas el amor de Dios, su autoridad, su provisión, su soberanía y lo que es peor, al desobedecer el hombre, este busco su independencia en otras palabras, el busco liberarse de su creador. Las malas decisiones del hombre, aún persiste hasta nuestros días, pues cada mala decisión que hacemos, indudablemente nos trae consecuencias negativas y dolorosas. Contrario a ello, cuando hacemos una buena elección, conforme a la voluntad de Dios, sin dudas esta nos trae alegría, para ello, basta mirar nuestro entorno.
El error más común de muchos cristianos, es creer, que por el hecho de haber aceptado a Cristo como Señor y Salvador, no sufrirá y que esta acento de todo aquello. Quienes piensan así, sin dudas no conocen las enseñanzas de lo Cristo y lo que la palabra nos revela, por ej. Job 14:1 “El hombre nacido de mujer; Corto de días, y hastiado de sinsabores”; El salmista declara: Salmo 22:11 “No te alejes de mí, porque la angustia está cerca; Porque no hay quien ayude”; Salomón por su parte nos dice: Eclesiastés 2:17 “Aborrecí, por tanto, la vida, porque la obra que se hace debajo del sol me era fastidiosa; por cuanto todo es vanidad y aflicción de espíritu”. Y nuestro Señor, nos advierte Juan 16:33 “En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo”.
Ante esta cruda realidad del sufrimiento humano, el cual al hombre en toda su existencia y a pesar del avanzado conocimiento científico y el tecnológico alcanzado, no le ha sido, ni le es posible terminar con el sufrimiento. Por lo que le es necesario al hombre, volverse a Dios, ya que nuestro creador en su revelación final, nos presenta el triunfo de la Luz sobre la oscuridad, el triunfo de la vida sobre la muerte, el triunfo del bien sobre el mal, El triunfo de Cristo sobre satanás. Mis estimados, tengamos confianza, pues la aurora de un nuevo día se acerca, Jesús dijo: Juan 10:27-28 “Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen, y yo les doy vida eterna; y no perecerán jamás, ni nadie las arrebatará de mi mano”. Amen. Dios le bendiga.