Feliz aniversario, Talca

10 Mayo 2018   1501   Opinión   Ervin Castillo Arancibia
Columnista Diario El Centro
Ervin Castillo Arancibia

Fundación Talca

Este sábado, quienes amamos profundamente nuestra tierra, conmemoraremos el Cumpleaños n° 276 de la Comuna de Talca. “La Ciudad del Trueno”, como se le reconoce tanto etimológica como popularmente, encuentra su fundación inicial en el año 1692, merced al liderazgo del gobernador de la época, Tomás Marín de Poveda. Tras varios episodios ocurridos en esa época, y en particular tras los alzamientos indígenas en el año 1717, logra refundarse bajo la conducción del gobernador Manso de Velasco la originaria Villa San Agustín de Talca en el año 1742, un día 12 de Mayo, lo anterior en relación al anhelo de fundar diversos asentamientos urbanos por parte de la corona española. 

Cimentada sobre fértiles tierras, de especiales características agroganaderas, es que nuestra Ciudad enfrenta diferentes vicisitudes en su objetivo de salir adelante, de crecer, y desarrollarse, y de ir superando en armonía sus conflictos y demandas sociales.
Talca es la ciudad de su más enconada institución como el Club de Deportes Rangers, de los mejores completos del país, de la buena empanada en fiestas patrias, de su mercado y museo, barrio Estación, sector La Florida o el sector norte, de la calle 1 y 2 sur, o del histórico Liceo Abate Molina.
El campo, su gente, la Plaza de Armas o la Plaza Arturo Prat, su preciosa Alameda, su Río Claro, su destacada oferta en el mundo universitario, sus viejas fábricas, o sus numerosos restaurantes, son aquellos espacios que la identifican y hacen tan particular.
Por sus principales avenidas y pasajes, han pasado grandes personajes del espacio público chileno, entre ellos, famosos representantes de las letras y la literatura, del deporte, de los medios de comunicación y también del mundo eclesiástico.
Una ciudad de servicios, que enfrenta hoy también, el desafío de profundizar su modernización, no solo para mejorar su estampa como ciudad que ofrece un conjunto gigantesco de servicios, sino que también, para abordar los desafíos del turismo y de la industria que ya están en marcha.
Su constante hermoseamiento desde un tiempo a esta parte, sus innegables avances en materia de conectividad vial y movilidad, han configurado un escenario prometedor hacia el futuro, y es que según estudios recientes de la Universidad Católica de Chile y la Cámara de la Construcción, Talca se posiciona como uno de los 15 mejores lugares en lo que a calidad de vida se refiere.
Ello supone también, reconocer los desafíos aún pendientes, sobre todo en materia de trabajo y mayor diversificación de las oportunidades laborales, y es que se debe seguir conectando su muy importante estándar de ciudad universitaria, con las necesidades que el mercado laboral va requiriendo, afín de lograr entre otras cosas, que los buenos profesionales y que también, los estudiantes del segmento técnico, opten por quedarse en la capital del Maule y aquí realizar su proyecto de vida.
En el corazón y seno de la Independencia de nuestra Patria, está Talca, y es deber de todos y cada uno de nosotros, empaparnos de esa cuota de historia y dignidad que nos pertenece y que estamos llamados a tomarla como propia.
No se entiende Chile sin Talca, su ruta y hoja de vida se entrecruzan a cada momento, es el alma de sus antepasados y de los que vendrán, y el espíritu de superación el que las hace convivir tan pacíficamente. Talca es Chile, y está de aniversario. La Capital del centro sur de esta larga y angosta faja de tierra continúa su camino, que sean muchos más.